Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Manel: “Jugar en Riazor es como cuando te toca un grande en la Copa del Rey”

Manel perteneció al Deportivo a finales de los noventa y principios de este siglo y ha levantado al Marino | joaquín pañeda/el comercio
|

Su teléfono no ha dejado de sonar en las últimas horas. José Manuel Menéndez, ‘Manel’ acumula entrevistas con la misma velocidad que sumó puntos al Marino de Luanco. El exjugador del Deportivo resucitó al conjunto asturiano y el domingo visitará Riazor en la primera jornada de la segunda fase de Segunda B. El destino ha querido que se produjera este reencuentro que no esperaba como entrenador aquel lateral derecho que levantó el título de Liga del año 2000 con la elástica blanquiazul y que apenas tuvo protagonismo en un Deportivo cuyo vestuario parecía la ONU.


Está de día libre, pero ¿cuántas entrevistas lleva?

Siete u ocho, de Coruña y alguna de aquí. Era de esperar.


Sí, porque vuelve a Riazor y ha obrado un milagro en el Marino de Luanco.

No, no. Milagro, no. Que va. Fueron nueve finales. Cuando llegamos, estaba bastante complicado y la idea era limpiar las cabezas un poquito, cuidar el aspecto psicológico, porque deportivamente sabía que había muy buenos jugadores. Era cuestión de cambiar el chip y nos ayudó mucho ganar el primer partido al Numancia, un favorito. A partir de ahí, todo fue perfecto. Pero tanto como milagro, no. Íbamos con la cosa de sacar muchos puntos por si entrábamos en el playoff de descenso, porque entonces teníamos cinco puntos y en el otro grupo estaban a nueve puntos de diferencia. Los jugadores respondieron y en el fútbol todo es posible, pero milagros no hay.


En la segunda vuelta, contigo, fueron 17 puntos...

No pienses que lo de los números lo miro mucho, pero la prensa te va contando estadísticas y hemos sido el segundo mejor del subgrupo de la segunda vuelta, solo superado por el campeón, el Burgos. En muchos momentos hemos estado por encima de ellos, pero fallamos en los dos últimos partidos con un punto de seis. Quieras o no, te queda el honor de que has hecho una gran segunda vuelta y que quizás podíamos haber acabado entre los tres primeros si hubiésemos sumado algo más antes. Tenemos futbolistas que han jugado en otras categorías muchísimo, en ligas extranjeras, jugadores con mucha experiencia, veteranos y también gente joven con hambre... un grupo muy bueno. Eso es lo que valoro más.


Lora, Luis Morán... muchas tablas ahí.

Y Nacho Matador, Álex Arias, jugadores que han pasado por 30.000 batallas. Yo les dije cuando llegué que también había pasado por muchas de estas en el fútbol profesional y que la unión es la único que te ayuda. Ellos estaban unidos cuando llegué y todavía más cuando empezamos a ganar. Eso nos llevo a creérnoslo y lo que es ahora mismo el Marino, nos ha hecho salvar la categoría y poder disfrutar del nuevo playoff. Son seis partidos y no vamos a mirar números. Son seis finales.


El Deportivo os saca siete puntos y el Racing, cinco, ¿hay opciones?

Es complicado, tontos no somos, pero rebobinamos y al Lealtad le remontamos once puntos en nueve partidos. Todo es posible. Nosotros tenemos el objetivo claro, el partido a partido y para nosotros esta es una liga nueva. No miramos los puntos con los que llegamos. Hay que intentar ser el mejor en este liga.


¿Qué opinas del formato?

Creo que han intentado que se jueguen los menos partidos posibles por la pandemia y soy partidario de lo que se está haciendo al final, de ir a un playoff por los puntos que tienes, condicionado por eso, porque así has tenido que ir a ganar hasta el último partido y evitas la picaresca. A veces, cuando ya está resuelto, los equipos premian al que menos juega, que tiene menos ritmo, nos ha pasado a todos, y eso sí condiciona. Aquí todo el mundo se juega algo y en eso han acertado de pleno.


Al Depor, en cambio, le ha perjudicado una liga tan corta, aunque era algo que se sabía...

Yo no me puedo quejar. Con 18 partidos por delante y la plantilla que tiene el Depor su objetivo es quedar primero, pero en Segunda B es muy complicado, todo el mundo compite, en nuestro grupo se ha quedado fuera el Numancia, un favorito, y en este, el Depor. Es una categoría muy dura, cualquier equipo pequeño puede ganar a los de arriba. Nosotros ganamos al Numancia y el Burgos.


Al Burgos le metisteis tres. El Depor está advertido.

No tiene nada que ver porque cada partido es un mundo. Para ganar a un equipo como el Depor o el Burgos, un rival de entidad, de los que están obligados a quedar campeones o ascender... A ver, nosotros jugamos con la tranquilidad de no tener nada que perder y nos vamos a dejar el alma, pero aparte de jugar al 200 por cien tienes que tener de tu lado el factor suerte, aprovecharlo y que el contrario esté un poco dormido.


¿Has seguido la evolución del Deportivo?

La temporada pasada, bastante. Disfruté de los partidos que ganó cuando llegó Vázquez, al que le tengo gran aprecio de cuando me entrenó. Parecía que iba a resurgir, luego la pandemia, la liada del Fuenlabrada, el descenso a Segunda B y este año lo he seguido de reojo y ahora espero ver bastantes partidos esta semana.


¿Sorprende que no esté entre los tres primeros?

Por supuesto, pero será que los otros equipos han hecho méritos suficientes. El Depor en el último partido hizo su trabajo, pero, cuando dependes de terceros, no se da en muchas ocasiones. No se dieron las circunstancias y ellos seguramente están obligados a meterse en la Pro.


Bueno, al final de Pro parece que no va a tener tanto como se esperaba.

Yo creo que es una categoría para tapar un poquito todo, en el sentido de que este año han tenido que meter cinco grupos, 102 equipos y ahora se inventan esto, que no lo digo por desprecio ni criticar. Es novedoso todo y hasta que no se vea funcionar… Y luego, para estar en la Pro, tienes que tener también dinero para mantenerte. Un club humilde como el nuestro... Seguro que algún jugador del Deportivo cobra nuestro presupuesto porque ya nos ha pasado con el Numancia.


Presupuesto sí, pero se ha demostrado que no llega.

El dinero no da la felicidad, no te consigue al cien por cien el objetivo, pero es lógico, un Deportivo de La Coruña económicamente nos da mil vueltas y es normal que intente fichar lo mejor. Si todos pudiésemos hacerlo, lo haríamos también.


¿Qué sienten los jugadores ante un partido en Riazor?

Muchas ganas e ilusión. Eso es lo que tienen los chavales al poder jugar en Riazor. Es como pasa en la Copa cuando te toca el Real Madrid o el Barcelona, que todos se ponen locos. Aquí había una baraja de de cinco equipos y el Deportivo les hizo ilusión, pero es un partido, no es ir a la feria. Vamos a ir a competir.


¿Y para ti?

Pues algo extraño en el sentido de que no pensaba enfrentarme al Depor como entrenador, pero también me pasó con el Numancia, en el que estuve como jugador. No te lo esperas. Es algo grato porque hace cinco o seis años que no voy a A Coruña y me han dicho que Riazor ha cambiado bastante. Desde que abandoné el Depor no he vuelto a pisarlo.


¿Qué recuerdos te vienen?

Buenos y malos, como en todos los sitios. Me quedo con lo que hemos conseguido, la gente que conocí, lo que mejoré como futbolista, con LaLiga, el autobús, Cuatro Caminos… Lo malo fue no poder participar tanto como quisiera. 

Manel: “Jugar en Riazor es como cuando te toca un grande en la Copa del Rey”