Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Llorente y Luis Suárez inflan el colchón del líder

Luis Suárez marcó el 2-1 al transformar un penalti que fabricó él mismo | efe
|

Marcos Llorente y Luis Suárez valen su peso en oro para el líder, un Atlético de Madrid que gracias a los goles de ambos infló su colchón a seis y ocho puntos sobre Barcelona y Real Madrid, respectivamente, tras remontar a un buen Athletic, que golpeó primero con un tanto de Iker Muniain. 


No hay dos futbolistas tan determinantes como ellos en el equipo del argentino Diego Pablo Simeone. El madrileño, con su décimo gol de la temporada, sacando de nuevo del apuro a su equipo en un momento clave, justo antes del descanso; y el uruguayo, el gran ‘9’ del que este equipo no había gozado en los últimos tiempos, que a pase de Llorente provocó un penalti, lo marcó y ya suma 18 tantos. 


En ellos dos, y como mucho en el belga Yannick Carrasco, se resumió el poder ofensivo del líder. No en el portugués Joao Félix, titular pero tan intrascendente como en otros días en el duelo de ayer, correspondiente al aplazado por la nevada provocada por la borrasca Filomena en enero, en el que el líder se jugaba insuflar aire a su ventaja y lo logró, no sin sufrimiento.


El luso fue el único cambio respecto al domingo pero apenas mostró unas gotas de talento: una conducción en la que se marchó entre dos jugadores y elevó el balón sobre un tercero, pero se le quedó largo. No se supo mucho más de él, excepto cuando recibió faltas del conjunto vasco.


Era parte de un buen inicio de un Atlético mandón, dominador como en el derbi, pero sin probar a Unai Simón. Le duró 15 minutos. Los de Marcelino soportaron cuarto de hora de chaparrón y comenzaron a aplicarse en la intensidad que el partido requería.


Óscar de Marcos encontró un pasillo para el desmarque de Iñaki Williams, y el pase atrás de la ‘pantera’ lo tocó Muniain, medio cayéndose y con la pierna de apoyo, lo que resultó en un chut elevado que Oblak no esperaba y fue el 0-1.


Los arranques del líder ya no eran fruto de su dominio, sino de la necesidad, pero en la última jugada al borde del descanso, una larguísima acción con varios intentos, un centro de Lemar por la izquierda desde la línea de fondo lo conectó Llorente con un cabezazo picado, que golpeó en Unai Núñez, despistando a Simón y convirtiéndose en el empate.


El tanto quitaba al Athletic el premio a su gran primera mitad y daba vida al líder, que recuperó los tres centrales y los carrileros tras el intermedio


El charrúa consumó la remontada desde los once metros al transformar un penalti cometido sobre él.

Con el gol, el Atlético pareció conformarse, mientras que el cuadro vasco lo intentó, pero no generó mucho peligro. 

Llorente y Luis Suárez inflan el colchón del líder