Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Barça se viste de épica en el Parque de los Príncipes

Tiene que levantar un 4-1 adverso para acceder a la siguiente ronda | efe
|

Nunca antes el Barcelona ha conseguido remontar como visitante un resultado tan desfavorable como el que deberá superar frente al París Saint-Germain (1-4) en el Parque de los Príncipes para seguir vivo en Europa.


El equipo de Ronald Koeman tendrá que inspirarse en la épica que protagonizó en 2017 con Luis Enrique en el banquillo frente al mismo rival, pero aquella vez en su estadio, al superar con un 6-1 el 4-0 que se habían traído de París.


Pero entonces el Barça actuó como local y esta vez tocará emular la gesta lejos de su estadio, aunque sin la presencia de público rival a causa de la pandemia del coronavirus, en un Parque de los Príncipes que cumple un año sin sus hinchas.


Los azulgrana, eso sí, llegan con la moral por las nubes después de la remontada en Copa del Rey ante el Sevilla de la semana pasada y de acercarse al 3 puntos del liderato de la Liga, aunque el Atlético de Madrid tiene un partido menos.


El equipo contará en su expedición con su nuevo presidente, Joan Laporta, que el domingo venció holgadamente en las urnas y el lunes ya visitó a la plantilla en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

Tendrá una baja de peso su rival, la de un Neymar que un mes después de su lesión no ha llegado a tiempo para regresar y que de esta forma se perderá un duelo de octavos por quinta vez desde que en 2017 aterrizó en París.


El ambiente en París es más optimista que nunca, siempre con el fantasma de la remontada de 2017 en la memoria, pero convencidos de que han tomado las precauciones necesarias para no tropezar dos veces en la misma piedra.


El PSG aparece más sereno, confiado en que Kylian Mbappé asusta a un rival con la defensa muy mermada. 

El Barça se viste de épica en el Parque de los Príncipes