Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Atlético no puede permitirse más despistes

Parte de la plantilla del cuadro ‘colchonero’, en su entrenamiento de la jornada de ayer | efe
|

Golpeado por el Chelsea y acechado por el Real Madrid, el Barcelona y el Sevilla, el actual bajón del Atlético de Madrid repone el debate del liderato, mientras decae a tres su colchón de puntos y visita al titubeante Villarreal, al que sólo ha ganado fuera dos veces en la era Simeone.


No vence allí desde el 0-1 de 2015, con un gol de Fernando Torres. Desde entonces, ha jugado cinco veces más el estadio de La Cerámica con tres derrotas y dos empates; otro motivo para la alerta este domingo del bloque madrileño, inaccesible en la cima en las últimas doce jornadas, pero, de pronto, bajo una duda razonable.


En las últimas cuatro citas ha cedido la misma cantidad de puntos -siete- que en las 19 anteriores. Ha perdido el equilibrio que antes lo hacía inabordable en apariencia. Ni concedía atrás ni perdonaba arriba. Ahora es todo lo contrario. Su vulnerabilidad es evidente (10 goles en contra en las últimas 7 jornadas) y su poder goleador es decreciente: en sus dos choques con el Levante propuso 42 remates, de los que nada más transformó uno en gol. De Llorente.


El momento también alerta al Villarreal, que acumula seis jornadas sin ganar en la Liga, ha caído a la sexta posición y ve cómo sus perseguidores se acercan y ponen en peligro su plaza europea.


El equipo de Unai Emery ha recuperado sensaciones tras superar la eliminatoria europea y clasificarse para los octavos de final de la Liga Europa, aunque el equipo sigue con dudas y con una sensación de no estar fino. La acumulación de partidos para el bloque titular, suman varios partidos jugando casi los mismos, hace pensar que deberían haber variaciones en ese once, aunque el técnico asegura que no está pensando en rotaciones. 

El Atlético no puede permitirse más despistes