Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Celta B, con la irregularidad propia de los filiales

El Celta B reaccionó en la visita al Estadio de Riazor en diciembre | quintana
|

El segundo equipo del Celta de Vigo destaca por su irregularidad, algo habitual en los filiales, plantillas que juegan sin presión, capaces de lo mejor y de lo peor, de sorpresas positivas y de rachas negativas como la actual.


El equipo que entrena Onésimo, exfutbolista de clubes como el Valladolid, se citará con el Deportivo en la penúltima jornada de esta primera fase en Barreiro. Cuatro puntos le saca a la entidad blanquiazul, a la que se impuso en el Estadio Abanca-Riazor, una victoria que dejó tocado a los deportivistas, entonces con Fernando Vázquez en el banquillo.


Su balance hasta ahora es de siete victorias, tres empates y cinco derrotas, 18 goles a favor y 15 en contra. Se sitúa en la tercera plaza, a cuatro puntos del líder, a dos del segundo clasificado y con un punto de renta respecto al Compostela y el Racing de Ferrol.


Tercero

Cuando iba a asaltar el liderato, dos derrotas le dejan en el podio


Precisamente, el equipo ferrolano fue su último verdugo. Cuando parecía que el Celta B avanzaba como una moto hacia el ascenso, se la pegó primero con el Salamanca en su campo (0-2) y, esta semana, frente al Racing de Ferrol en A Malata (2-0). Dos partidos en los que, además, no vio portería.


El Celta B llevaba tres partidos seguidos con triunfo (Guijuelo, Zampora y Unionistas) y seis sin perder (triunfos ante el Deportivo y el Coruxo y empate con el Pontevedra). Esa racha le llegó en un momento delicado, ya que había perdido 0-3 con el Compostela en Barreiro. Su irregularidad ya había quedado demostrada en las anteriores jornadas. Empezó el campeonato con un empate sin goles en Guijuelo, después perdió, sin marcar, ante el Racing de Ferrol, marcó, pero perdió, en Pontevedra, empató con el Unionistas y se impuso por primera vez en el quinto partido de la temporada, ante el Zamora (2-0). Su otro encuentro este curso: goleada en Salamanca (0-3) antes de pegársela con el Compostela (0-3).


Plantilla

Su máximo goleador es Alfon, de 21 años. El extremo izquierdo manchego anotó cuatro tantos esta temporada, entre ellos, los dos que le infligió al Deportivo en la visita a Riazor (1-2). Después, le dio los tres puntos ante el Coruxo y, posteriormente, el empate frente al Pontevedra.


Son nueve los goleadores del equipo vigués. Tras Alfon, con tres tantos, están empatados el delantero Manu Justo y Lautaro de León. Con dos goles: Bruninho y Kévin Soni; y con uno: Iker Losada, Zoran Josipovic, Alberto Solís y Miguel Rodríguez.


Rachas

El conjunto olívico ha alternado baches y buenos momentos


El que más minutos ha disputado es Lucas Cunha, defensa central brasileño. Disputó los quince encuentros, todos como titular y completos. En total, 1.350 minutos.


De los 18 goles que ha metido, el Lugo anotó 12 en la segunda parte de los partidos y la mitad de ellos el último cuarto de hora de los encuentros. Además, en el ochenta por cien de los encuentros del Celta B hubo dos o más goles. Solo empató a cero una cita. 

El Celta B, con la irregularidad propia de los filiales