Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Di Benedetto: “No hay mejor sitio para mí que el Liceo”

El delantero francés, en un partido de esta temporada en el Palacio de Riazor | Mónica Arcay/HOCKEY GLOBAL
|

De madre coruñesa y padre italiano, Roberto Di Benedetto (8 de mayo de 1997, Noisy-le-Grand) nació y se crió Francia. Allí aprendió a patinar y empezó a despuntar en el hockey junto a sus hermanos Bruno y Carlo en La Vendéenne, club histórico del país vecino.


Los veranos en A Coruña y las historias de un equipo campeón abrieron su apetito. Los tres soñaban con vestir la camiseta verde. Y lo consiguieron. El único que sigue en el Liceo es Roby, que la semana pasada firmó su renovación hasta 2022 con opción a una temporada más.


En su segunda campaña como liceísta suma 18 partidos, once 11 goles y cinco asistencias. A sus 24 años se siente importante y no cree que haya otro equipo mejor para desarrollar todo su potencial.


1. La importancia del proyecto deportivo

“Estoy muy contento con la renovación. Desde el principio me han dado su confianza y sólo era cuestión de sentarme con ellos para ver si seguíamos de acuerdo. El club y yo tenemos el mismo objetivo: subir hacia arriba y competir por todos los títulos posibles”, reconoce Di Benedetto.


El francés desvela que ha tenido otras ofertas, pero ninguna le llena como la del Liceo: “Tengo que valorar dónde estoy, uno de los seis mejores clubes del mundo, la edad que tengo y el margen de mejora que puedo tener aquí. No hay mejor sitio para mí que el Liceo”.


Roby insiste en la importancia del proyecto deportivo: “Valoré quién me iba a acompañar en este proyecto, gente que lo ha ganado todo, como puede ser Adro (Jordi Adroher), otros jugadores y un staff que me aportan su experiencia. De nada me serviría ir a un sitio en el que me ofrecían una mejora económica, pero en el que no me iban a valorar o a dar el tiempo de juego que necesito”.


2.  No tira la toalla en la lucha por la OK Liga

El delantero galo es consciente de las diferencias entre el Liceo y el Barça: “No tiene tanto presupuesto para tener ocho jugadores top mundial, pero sí es capaz de hacer un equipo para pelear por todo. Sabemos lo que hay y una vez que nos ponemos la camiseta salimos a ganar en cualquier pista”.

Con tres puntos menos y el golaveraje favorable a los azulgrana, no la por perdida la lucha por el título: “El Barça no tiene la liga regalada. Nosotros debemos apretar y no bajar los brazos. Estamos haciendo una gran temporada, pero de nada serviría si ahora tiramos la toalla. Hay que ganarlo todo y esperar un pinchazo suyo”.


Di Benedetto no se ha quitado todavía de la cabeza la derrota contra el Barça en el Palacio: “Las victorias se olvidan, pero las derrotas no. La culpa fue nuestra, pero no podemos mirar hacia atrás. Tenemos muchas ganas de volver a jugar contra ellos. No por revancha, sino para demostrar que fue un error y que no se va a volver a repetir”.


3. Palafrugell, la décima visita a Cataluña

Único equipo no catalán de la OK Liga, el Liceo es un rara avis en el deporte profesional: “Cada dos semanas nos toca ir a Cataluña: los vuelos, el hotel, dos o tres días fuera de casa... En el Liceo hay que aceptar estas condiciones y no puede ser una excusa. Creo que le da más mérito a lo que estamos haciendo”, analiza.


El domingo visita Palafrugell para medirse al séptimo clasificado: “En cada pista nos esperan para ganar, como al Barça. Si en el Palacio suelen ser partidos más abiertos, cuando vamos a fuera, son más complicados. El Palafrugell está haciendo una gran temporada, demostrando mucha calidad y será complicado”, avisa Roby.


La pandemia acabó el año pasado con la Liga Europea, que en esta temporada se jugará bajo un formato reducido: “Será diferente, pero es una competición increíble y queremos jugar contra los más grandes de Europa”.


Más lejos queda la Copa del Rey en Riazor, del 9 al 13 de junio: “No se me ocurre mejor final para la temporada que jugar la Copa en casa”.

Di Benedetto: “No hay mejor sitio para mí que el Liceo”