Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Barça regala otro pedacito de Liga con un penalti en la recta final

Un inocente penalti de Lenglet sobre Sobrino le dio el punto al Cádiz | efe
|

El Barcelona, que podía ponerse a seis puntos de líder, el Atlético de Madrid, se dejó empatar en el ultimo instante por el Cádiz en el Camp Nou, con un gol de penalti de Álex Fernández en el minuto 89, y regaló un pedacito más de Primera.


Koeman buscó la redención de los jugadores que cayeron goleados ante el París Saint Germain y repitió el mismo once que provocó que el Barça esté prácticamente eliminado de la Liga de Campeones. Y el equipo mejoró sus prestaciones porque, lógicamente, el Cádiz no es el PSG ni tiene a ningún Mbappé en su filas.

Tampoco era un día fácil para los azulgranas tras la depresión europea. Y las condiciones, como el fuerte viento racheado que arreciaba en la capital catalana, permitían excesivos alardes futbolísticos.


El conjunto que dirige Álvaro Cervera, bien ordenado atrás, con una línea de cuatro y otra de cinco jugadores, y Negredo como único referente ofensivo, se presentó en el Camp Nou dispuesto a contener a la escuadra local y a esperar su oportunidad a la contra.


Pero solo se acercó una vez a Ter Stegen en todo el primer tiempo: en una internada de Salvi por la derecha que acabó con un remate defectuoso con el muslo de Rubén Sobrino en boca de gol.


La ocasión visitante llegó justo después del tanto de penalti de Messi en el minuto 32, el único que subió al marcador en el primer acto. Porque, antes del descanso, el árbitro anuló otros dos por fuera de juego a De Jong y Pedri.


Dembélé pudo hacer el segundo poco después de la hora, con un eslalon marca de la casa y un disparo desviado y precipitado a partes iguales, también habitual en su repertorio particular. Y Messi, con otros dos remates que no encontraron puerta, tampoco lograba el gol de la tranquilidad.

Un inocente penalti de Lenglet sobre Sobrino le dio el punto al Cádiz. 

El Barça regala otro pedacito de Liga con un penalti en la recta final