Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El deporte coruñés en femenino

|

Habiendo leído recientemente el trabajo de Cristina López Villar titulado ‘Pioneiras do deporte en Galicia’, han venido a mi mente los recuerdos personales sobre muchas deportistas coruñesas de la segunda mitad del pasado siglo, a las que no se les han reconocido suficientemente sus méritos, como sí se suele hacer habitualmente con muchos deportistas varones. Si hablamos de deportes individuales tenemos los ejemplos de varias atletas que alcanzaron records nacionales y fueron internacionales como Nela Souto, o compitieron muchos años en varias disciplinas como Natacha Astray, Margarita Dans o Estrellita Salvadores. En ajedrez la coruñesa Mari Carmen Fernández fue campeona gallega, árbitro nacional y difusora incansable de este deporte entre la juventud. En esgrima tenemos a la saga Taboada, con Margarita como campeona de España de florete en 1971. En natación, deporte femenino por excelencia, recordamos a las pioneras de los años sesenta Aida Carballal y Aurora Pereda, continuando por María del Carmen Ramírez, Nanda del Castillo, María Cristina Leirachá, o la joven Beatriz Juega, que en unos Campeonatos de España celebrados en Valencia había batido 16 récords regionales.

En los deportes colectivos podríamos comenzar por los equipos del Medina de baloncesto y balonmano. El primero, que llegó a jugar la Copa de Europa, contaba con las hermanas Gómez de Frutos, las hermanas Conchi y Rosa Paz, Rosa Espejo, Marita Millán, Merche Pellicer, Nany Sanmartín, etc., que hicieron una gran promoción de este deporte entre la mujer coruñesa. El de balonmano tenía una plantilla de la que recordamos a las porteras Dolores de la Calle y Teresa Oubiña, y las jugadoras de campo Pili Artíme -varias veces internacional- Adela Castro, Marisa Pardo, Natacha Astray, Antonia López, Blanca Guyatt y las jovencísimas Purita Louzao, Laura Soto y Pili Casas, esta última continuadora durante muchos años del auge del balonmano femenino en nuestra ciudad.

Haremos una mención especial a un deporte minoritario, pero olímpico, como es el hockey hierba, en el que la mujer coruñesa siempre ha destacado. Equipos como el Ártabro y Saeta compitieron a nivel nacional obteniendo muchos triunfos. Una pionera fue Rosario Allones, jugadora internacional y primera mujer árbitro en España. Ya en los años sesenta conocimos a Elvira Peña, continuadora de aquellas pioneras, que con posterioridad se dedicó a formar a nuevas generaciones. 

Por último recordar al equipo del C. D. Santa Lucía, cuatro veces campeonas de España en la modalidad de hockey sala, y de manera especial a sus internacionales en la selección española de hockey hierba: Marita Rey, Nela Souto y Elena Rodríguez, esta última con mas de un centenar de partidos internacionales. Para finalizar nuestro repaso hemos dejado el fútbol. 

Todos recordamos aquellos primeros partidos entre solteras y casadas de Elviña como algo divertido y transgresor, pero cuando de verdad las jóvenes coruñesas se tomaron en serio el fútbol ha sido con la aparición del mítico Karbo, que a pesar de la indiferencia de la Federación Española de aquellos años, empezaron compitiendo en torneos internacionales en Oporto o París, para conseguir después hacerse con el título de Campeonas de España en varias temporadas. Sus internacionales Rory, Geli, Inma, Encarna y Lis Franco, formaron un plantel capaz de ganar a todo un Barcelona.

Pues bien, sería muy conveniente que nuestra alcaldesa o sus colaboradores, homenajearan a las deportistas coruñesas distinguiéndolas con alguna escultura, plaza, premio, o bautizando algún recinto deportivo municipal con un genérico “al deporte femenino”.

El deporte coruñés en femenino