Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Salida explosiva

|

Trasladaba mi buen amigo Alfonso Ribera, en cualquiera de los múltiples cursos baloncestísticos que impartía a lo largo de la geografía nacional, que después de cualquier movimiento en “dribling”, la acción debe estar acompañada de un cambio de ritmo con salida explosiva. De nada serviría hacer el movimiento técnicamente perfecto, si damos opción al rival a recuperar su posición. Sería como volver a empezar.

Digo todo esto, para intentar hacer un paralelismo con lo que le acontece a este Deportivo sobre el terreno de juego. Existe un proyecto de trabajo, muy respetable, bajo el paraguas de disponer de una gran plantilla para la categoría donde se está inmerso. Además figurar al frente de la clasificación (1ª fase), proporciona rentabilidad emocional.

Todo muy bien y muy respetable… pero observo que sigue faltando la “salida”, el cambio de ritmo y la velocidad en todo el entramado. Pasan las jornadas y la reiteración es persistente. Falta marcar la pauta para adelantarse al rival y generar la propia autoridad que propicie la superioridad y la conexión con uno mismo y en consecuencia con la grada. Fortificando el proyecto del Club.

Como decía la semana pasada, imagino que Fernando Vázquez es muy consciente de todo ello y trabaja para poder subsanarlo lo antes posible. Viendo el día a día, es la esperanza a la que hay que acogerse.

El próximo fin de semana vendrá a Riazor un equipo, el Celta B, que por sus características, resulta propicio para realizar ese paso adelante tan necesario. En el deporte, casi siempre, la velocidad marca las pautas de conducta, sin ella, todo resulta gris aterciopelado. Muy triste.

Cambio de tercio. Escuchaba estos días que las competiciones futbolísticas de Regional Preferente para abajo, se le habían puesto fechas de inicio. Todo señala que será para finales de enero o febrero. La Federación Galega lo tiene entre ceja y ceja. Perfecto, todo un punto de partida. Pero me temo que la realidad vaya por otro camino, ya que muchos de los clubs implicados no tienen esa sintonía. La crisis económica está situando a muchos de ellos al borde del colapso. ¿Quiénes saldrán a competir?. ¿Se convertirán las competiciones en un simulacro?. El Sr. Louzán ya puede hacer encaje de bolillos si pretende llevar adelante sus planes.

Se lo vengo trasladando desde hace mucho tiempo, todo el organigrama deportivo está seriamente tocado (como la mayoría de los sectores de este país) y por lo tanto los dirigentes políticos deportivos, deberían coger el toro por los cuernos y hacerle frente a las terribles consecuencias que se avecinan. Estamos hablando de fútbol, imagínense lo que puede suceder en otras modalidades deportivas sin tanto revuelo mediático. Los silencios suelen oscurecer situaciones dramáticas.

Una última súplica, cumplan todas las indicaciones que nos transmitan para estas fiestas navideñas contra el Covid19. Muchas vidas dependen de nuestro compromiso. Resistamos que pronto tendremos la vacuna salvadora. Como siempre un placer.

Salida explosiva