Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Hacer posible un proyecto deportivo

|

Un grupo de amigos me cuenta que el Deportivo es lo más parecido a lo que se conoce como ‘la casa de los líos’. Así, afirman que el club siempre está en las noticias debido a los ceses de entrenadores, deudas y otras cosas más feas que mejor no citaremos. Pero yo no creo que sea verdad. Para nada. 

El Real Club Deportivo lo que no ha tenido es mucha suerte con sus dirigentes. Es cierto que siempre hubo más lucha que unión y echando la vista atrás sólo basta mirar la trayectoria del expresidente Lendoiro, al que le sobraron los últimos años. Pero puso a la entidad blanquiazul en el mapa europeo e internacional utilizando las mismas armas que los demás mandatarios de la época. ¿Cuál fue su motivación? Fácil, su pelea con Paco Vázquez. Lástima que ambos no caminasen de la mano, pero sus egos lo impedían. Cada uno quería ser el mejor en su parcela: Augusto era muy bueno en el fútbol y Vázquez en María Pita.

Ahora, en lo más reciente, a la vista está. Van cuatro presidentes: Tino Fernández, Paco Zas, Juan Antonio Armenteros (unas semanas) y Fernando Vidal, que es el actual mandatario. Tiempo habrá para repasar lo hecho por cada uno, pero el club cayó en picado y eso es algo indiscutible.

La razón de estar hoy en la categoría de bronce no es otra que la económica, pero también la ausencia de un proyecto deportivo. Rubén de la Barrera se estrena en Riazor como entrenador y él, mejor que nadie, sabe que la clave del éxito radica en que su equipo vuelva a la senda de los triunfos.

Hacer posible un proyecto deportivo