Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Ocho partidos, ocho finales

El cuadro herculino lleva dos fines de semana sin jugar y entre marzo y abril está programado un nuevo parón | javier alborés
|

Este fin de semana se celebraron los partidos que faltaban por disputarse para dar por concluida la primera fase de la OK Liga femenina. Ahora el Borbolla ya conoce su calendario. A las de Santi Martínez les esperan ocho partidos y una misión muy difícil. Para salvar la categoría tendrán que esforzarse al máximo y conseguir una buena cantidad de puntos. El primer compromiso tendrá lugar ya este sábado, en el pabellón de Monte Alto. A las 19.00 horas está previsto que empiece el partido contra el Igualada.


La situación del conjunto coruñés es complicada. Sobre todo porque llega a esta segunda fase con solo seis puntos y únicamente se salvarán los tres primeros clasificados de esta liguilla por la permanencia.


Así que desde este sábado hay que empezar con mucha fuerza. Vila-Sana, Girona y Cuencas Mineras llegan a esta fase con algo de ventaja. Sobre todo las primeras, que con 18 puntos muy mal se les tendrían que dar estos ocho partidos para no salvarse.


El Girona (al que el Borbolla le tiene ganado el average particular), también parte en una situación de privilegio. Pero sus doce puntos no le garantizan nada. También, de momento, pasa el corte el Cuencas Mineras. Las asturianas empiezan con diez puntos (seis de ellos gracias a las victorias cosechadas frente al Borbolla en la primera fase).


Máxima igualdad

A partir de ahí, la igualdad es máxima y las posiciones podrían ir variando ya desde el principio. Alcorcón, Igualada y Vilanova están empatados a siete puntos, solo uno más que el Borbolla. Y el que peor lo tiene es el Areces, colista con tres.


Otro de los obstáculos que se encontrarán las herculinas serán los desplazamientos. Las de Santi Martínez tendrán que viajar tres fines de semana a Cataluña.


El primer compromiso a domicilio será en la pista del Vila-Sana, ya la semana que viene. A Vilanova viajarán el 6 de marzo y, ocho días después, el 14, se desplazarán a Igualada.


En esta fase por la permanencia, solo tendrán un viaje al vecino Principado de Asturias, el 17 de abril, con motivo de la visita al Areces en la penúltima jornada, antes de cerrar la fase en Monte Alto frente al Vilanova el 24 de ese mes.

El cuadro herculino llegará a esta parte decisiva de la competición después de haber estado dos fines de semana sin jugar, que se han utilizado para celebrar los choques que estaban pendientes.


Circunstancia que preocupa mucho a Santi Martínez, aunque espera que sus pupilas no noten la falta de rodaje.


Entre el 15 de marzo y el 9 de abril tampoco habrá competición, si bien esas fechas podrían utilizarse para celebrar partidos aplazados. 

Ocho partidos, ocho finales