Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Fernando Blanco: “El juego de este Deportivo no está satisfaciendo a nadie”

Fernando Blanco posa en las instalaciones de este diario con el carné honorífico del Comité Gallego de Entrenadores y con la camiseta de la Selección Gallega con los que acaba de ser distinguido | patricia g. fraga
|

Una notable trayectoria como entrenador en clubes como el Betanzos o Marino de Mera, así como su periplo a lo largo de las distintas categorías inferiores del Depor y de la Selección Gallega, lo catapultaron al puesto de presidente del Comité Gallego de Entrenadores.

Una década —que se dice pronto— al frente del ente que engloba a los técnicos galaicos que sirvió de colofón a una carrera recientemente reconocida por la Federación Gallega, que le ha hecho entrega del carné de entrenador honorífico, una distinción al alcance de un puñado de escogidos en la comunidad autónoma.

Habitual en los análisis tácticos de este diario desde hace veinte años, así como en las tertulias radiofónicas más reseñables de la ciudad, amalgama conocimientos futbolísticos y didáctica en cada uno de sus comentarios.

¿Cuántos años has permanecido al frente del Comité Gallego de Entrenadores?
Estuve diez años, anteriormente estuve en la Federación como seleccionador gallego en las tres categorías inferiores, infantil, cadete y juvenil. Justo después me propusieron el tema de cargo de presidencia y eso dejaba implícito dejar de entrenar, no era compatible. Lo pensé porque lo mío era el banquillo pero finalmente asumí el cargo. Fueron unos años geniales.

¿Cambiaron radicalmente tus funciones?
Sí, era completamente distinto; estás acostumbrado a llevar un grupo de jugadores en el césped y después pasé al tema de despachos, dirigencia de fichas, recursos, denuncias de contratos impagados, organizar congresos y charlas con entrenadores de mucho nivel como Luis Aragonés, Benito Floro, Joaquín Caparrós. Con ayuda de la prensa a nivel local se requería colaboración de profesionales de la información y siempre con la colaboración de la Federación Gallega de Fútbol. 

¿Has recibidido más halagos que críticas o viceversa?
Salí de allí muy bien, en los años que estuve fue todo maravilloso; el único presidente que conocí fue a Julio Meana, pero después el problema aconteció debido a una denuncia que presentaron en la Federación y que nos implicó a todos los que estábamos. Yo me vi envuelto en todo el lío; sin comerlo ni beberlo afectó al presidente, al secretario, al vicepresidente y al secretario. Ese fue el final, fue una salida no deseada pero por fortuna finalmente se demostró que todo se quedó en nada. Que se hayan acordado de mí en estos momentos supone una doble satisfacción a nivel personal para mí.

Pasados unos cuantos años te han distinguido...
Sí, hace una semana recibió por sorpresa una llamada del presidente del Comité Gallego de Entrenadores Iván Cancelo, que quería mantener una charla conmigo; quedamos un día y aprovechando las fechas navideñas y los buenos deseos navideños me llevé una grata sorpresa al decirme que fui nombrado entrenador de honor. Me dijeron que contaban conmigo para lo que fuese necesario.

Te han obsequiado con un carné especial que muy pocas personas disponen...
Hasta ahora soy de los pocos en Galicia que lo poseen y es un honor; a nivel estatal el primero que lo ha recibido fue ‘Lobo’ como actual presidente del Comité Nacional de Entrenadores. 

¿Te han dejado las puertas de la casa del fútbol gallego abiertas para volver en un futuro más o menos cercano?
La verdad es que no tengo ese gusanillo; ellos saben que estoy dispuesto a colaborar pero a nivel de Federación hubo unificación de Comité y Escuela pero sí que puedo colaborar en cualquier momento. El fútbol gallego está en buenas manos, disponen de unas instalaciones fenomenales, de las que antes carecíamos bastante. Con el apoyo del presidente Rafael Louzán ha cambiado todo y se ha modernizado bastante.

¿Qué sensaciones te está ofreciendo este Deportivo 20-21 de Fernando Vázquez?
Ya lo he comentado muchas veces después de los partidos del equipo. Está viviendo de los resultados y todo el mundo sabe que el juego no está satisfaciendo a nadie. Gana 1-0 y 0-1, básicamente por la calidad que poseen sus jugadores, que no son de esa división, pero necesita mejorar en muchas facetas. Lo veo muy lento por momentos, los jugadores no imprimen la velocidad necesaria para desbordar; en la sala de máquinas del equipo ni Celso Borges ni Uche Agbo dinamizan el juego en demasía y todo se ralentiza bastante, se convierte en muy previsible y sin chispa. Arriba falta gol; a pesar de la calidad de delanteros como Diego Rolan, Miku, Rui Costa o Beauvue pues no existe una gran pegada y eso es algo un tanto raro. Haber marcado solo siete goles en ocho partidos es un bagaje pobre en el plano ofensivo, más en un conjunto hecho para ascender y que sobre el papel tiene una plantilla magnífica.

¿Consideras que el equipo mejorará con el paso de las jornadas en la segunda vuelta de la Liga?
Espero que sí, que sea cuestión de tiempo; los jugadores deben conocer los mecanismos de Vázquez. El Deportivo dispone de un fondo de armario y de un profesionalismo a todos los niveles que el resto de equipo puede echar en falta en determinados momentos de la competición. Eso a la larga se nota y se tiene que notar, por lo que espero que el rendimiento del equipo vaya a más.

¿Entiendes las críticas que está recibiendo el míster y la presión de ser entrenador del RC Deportivo?
Sí, lo entiendo perfectamente. Además, todo el mundo aguardaba mucho más del juego del Deportivo. No digo que fuese a arrollar en todos los encuentros pero sí que fuese dominante casi siempre. Desde el minuto 1 el Deportivo está llamado a llevar la iniciativa de los partidos. Me llamó mucho la atención ante el Coruxo que en el estadio de Riazor en el minuto 86 el Deportivo perdiese tiempo y acabase pidiendo la hora. La suerte que tiene el Deportivo en estos momentos es que no pueda ir la afición a Riazor, porque creo que se crearía un ambiente extraño.

¿Te chirría que un equipo ‘grande’ en la categoría como el herculino se ampare por momentos en un sistema con cinco defensas, si bien es cierto que eso no implica necesariamente que sea defensivo?
A la afición le costó digerirlo porque quizá lo comparan con los tiempos de Arsenio Iglesias, pero en aquellos tiempos los laterales, Nando y Rekarte, eran sumamente ofensivos y con muchísimo recorrido y potencia. Atacaban más que defendían. Ahora mismo si no hay mucha calidad tal vez sea mejor defender que atacar. Fernando Vázquez por mucho que se le insista se siente cómodo con este dibujo y creo que no lo va a cambiar. 

¿Qué sucede en el banquillo del Depor para tanta inestabilidad en los últimos tiempos?
Los resultados son los que son e influyen. Si el balón no entra el entrenador es el primero que salta y el primero que debe marcharse. A buen seguro que en estos momentos Fernando Vázquez está apercibido. A pesar de estar ahí arriba si el equipo no funciona como al Consejo le gustaría, tendrán que pensárselo.

Fernando Blanco: “El juego de este Deportivo no está satisfaciendo a nadie”