Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El dilema de la Copa para el Deportivo

Los deportivistas celebran el gol que les dio el pase ante El Ejido 2012 | patricia g. fraga
|

No hay año que no se repita el debate: ¿Debe el Deportivo dedicar esfuerzos a la Copa del Rey? La pregunta viene de lejos, ya fuera en época de vacas flacas o en la mejore etapa del equipo, en la que cayeron dos títulos del torneo del KO. No iba a ser menos este curso en Segunda División B.

Nadie tiene dudas sobre cuál es el objetivo fundamental de la temporada (el ascenso para volver al fútbol profesional) y tampoco sobre el hecho de contar con una plantilla corta (21 futbolistas) para encarar dos competiciones. Y en esa batalla principal, hay otras que son secundarias, pero que generan ilusión y motivan. A la afición y la plantilla.

La cuestión va más allá de “tirar la Copa”, porque, evidentemente, ningún equipo afronta un partido pensando en perderlo, y el Deportivo tampoco encaró así la anterior eliminatoria, ante El Ejido 2012, ni lo hará mañana con el Alavés. El técnico, Fernando Vázquez, ya dejó claro que la gasolina para la Copa del Rey es la justa y necesaria. Lo era ya ante El Ejido, aunque al final al partido le dio más relevancia por lo que había pasado previamente con la derrota ante el Celta B. en esa despedida de 2020, el Deportivo no dejó buenas sensaciones, sufrió la expulsión de Borja Granero, concedió ocasiones claras, pero pasó de ronda... y le tocó un rival de Primera División. Es una de las partes buenas que tiene la Copa para los equipos de Segunda B como el Deportivo.

Argumentario
Otro buen motivo es que las eliminatorias son a partido único y en el campo del rival de inferior categoría. Y teniendo en cuenta que los de Segunda B se enfrentarán a equipos de Primera División, los alicientes se multiplican, especialmente si se permite la entrada de más aficionados al Estadio Abanca-Riazor. 

Hasta las semifinales no se jugará a doble partido, así que las opciones para los equipos de inferior categoría son mayores que otras veces. Puede haber sorpresas y el Deportivo es un equipo capacitado, teóricamente, para plantarle cara a otros del fútbol profesional ya que la mayor parte de sus jugadores proceden de las dos principales categorías del fútbol nacional y muchos de ellos tienen experiencia en Primera.

La Copa brinda, además, minutos a jugadores que tienen menos protagonismo en Liga, incluso futbolistas del filial. El portero Lucho García, por ejemplo, aún no se ha estrenado en el torneo de la regularidad. Igualmente, hay menos partidos que otras temporadas en Segunda B, por lo que la Copa es más llevadera.

Calendario
De aquí al 3 de marzo se resolverán todas las eliminatorias previas a la final. Después del Alavés llegarán los dieciseisavos de final hacia el 16 de enero.

Historia
El Deportivo ya sabe lo que es llegar a unas semifinales siendo equipo de inferior categoría. Lo hizo en Segunda División en la temporada 1988-89. Solo una pésima actuación arbitral le impidió plantarse en la final y, además, jugar en Europa. Después, se quitó la espina con su primer título oficial, el de 1995; y con la Copa del ‘Centenariazo’ en 2002 ante el Real Madrid.

El dilema de la Copa para el Deportivo