Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Uxío da Pena: “Me sorprende lo de Fernando porque es un entrenador de la casa, deportivista”

El delantero lucense pugna por un balón con Mujaid durante el partido de la primera vuelta | quintana
|

El reencuentro del exfabrilista Uxío da Pena con sus antiguos compañeros es uno de los atractivos del partido que el Salamanca UDS y el Deportivo disputarán el domingo. Un encuentro de necesidades extremas entre dos conjuntos que no han alcanzado el rendimiento esperado en la primera vuelta del campeonato y que estrenan técnico en El Helmántico. La entrevista con el delantero lucense se realizó el lunes y apenas unos minutos después de colgar el teléfono, el club coruñés anunciaba la destitución de Fernando Vázquez, así que el propio Uxío nos llamó al instante para actualizar las preguntas concernientes al técnico de Castrofeito.

 

Menudo bombazo.

Ya, por eso te llamo porque antes me preguntaste por Fernando y, con esto, igual quieres cambiar alguna pregunta.

 

La verdad es que me has leído el pensamiento. ¿Te sorprende lo que acaba de suceder?

Un poco sí que me sorprende. Supongo que la destitución no sería motivada por la derrota con el Zamora porque el Depor tuvo muchas bajas y hubo mucha gente del Fabril. Me sorprende porque Fernando es un entrenador de la casa, deportivista, muy querido por mucha parte de la afición y dio mucho al deportivismo, así que ojalá el cambio sea para mejor.

 

Curiosamente, en la última cuestión que te hice antes de colgar el teléfono y enterarnos del cese de Vázquez, me decías que confiabas plenamente en que iba a reconducir la situación y lograr el objetivo.

Porque es un entrenador como la copa de un pino y estaba capacitado para convencer al deportivismo y llevarlo a Segunda otra vez. Fernando ha entrenado muchísimos años en Primera División, ascendió al Depor a Primera y todos comulgamos con él y con lo que hizo, pero así es el fútbol.

 

¿Falta paciencia?

Y más este año, que la liga es la mitad, son 18 jornadas en las que se decide el futuro, porque te juegas cuatro categorías, y las decisiones hay que tomarlas bastante impulsivamente por desgracia. Personalmente me da mucha pena porque es un gran míster que llevó al equipo a Primera. Ahora esperemos que el Depor no venga al Helmántico súper motivado y haga el partido del año.

 

¿Un cambio de técnico en mitad de curso puede afectar negativamente al equipo?

No, yo opino que siempre que hay un cambio de míster la plantilla profesional lo acoge más positivo que negativo porque puedes enchufar a veintitantos futbolistas y lo normal es que el Depor dé ese pasito adelante, que saque lo mejor de cada jugador y nosotros somos los más perjudicados, en ese caso, porque somos su primer rival.

 

¿El Depor sigue siendo un aspirante al ascenso?

Sí, con los jugadores que hay está capacitado para ganar la liga. Y confiaba en que Vázquez se pudiera manejar muy bien, pese a los últimos resultados. No creo que haya que alertarse mucho, mantengo la calma y la esperanza y no dudo de que el Deportivo va a poder competir por el objetivo. Además, la afición vamos a seguir apoyando al Depor como llevamos haciendo tantos años.

 

El domingo nos espera un partido extremo para ambos.

La verdad es que no llegamos ninguno en la mejor forma en cuanto a los resultados anteriores, pero a nosotros nos ha cambiado la cara con este nuevo entrenador, por fin tenemos en mente un patrón, una guía del proyecto y de momento creo que vamos a afrontar el partido con mucha tranquilidad. El Depor, como deportivista que soy, desde el punto de vista del aficionado pediría que tuviera tranquilidad, y como jugador del Salamanca, que juguemos aprovechando los nervios que van a tener si pasan los minutos y ven que no tienen un resultado favorable.

 

Habéis cerrado la primera vuelta como colistas.

Ha sido una cura de humildad porque el proyecto tenía la ambición de estar con el objetivo de dar lo máximo posible en esta primera etapa de la competición, pero hemos visto que con lo que tenemos no nos llega. Ha sido un error de todos, desde el primero hasta el último, y  ahora nos queda esta segunda parte de la competición para revertir la situación.

 

¿Qué ha sucedido?

No creo que el problema sea de adaptación de un vestuario o de un proyecto con los jugadores o el cuerpo técnico, sino que se ha apostado por una idea, una estructura que no ha salido bien, ha habido muchos jugadores nuevos, muchas incorporaciones y no hemos conseguido engrasar bien las piezas y el resultado que se dio en los últimos partidos de diciembre fue desastroso, con una imagen patética, por eso el club ahora ha contratado un nuevo cuerpo técnico y, aunque llevamos poco tiempo entrenando con ellos, el trabajo se va viendo día a día.

 

Ha habido críticas muy duras por parte de la afición.

Yo estuve jugando en el Fabril y el Deportivo es un club similar al Salamanca en esta situación porque entendemos que nos exijan y nos recriminen el esfuerzo porque tenemos que dar mucho más. Estoy con la afición en lo que nos recriminan, a lo mejor ha habido alguna salida de tono, pero quien ficha por el Salamanca tiene que saber que es una plaza exigente.

 

Pese a la mala primera vuelta, ¿con qué te quedas?

Me quedaría con jugadores de nuestro equipo que individualmente han sido profesionales como la copa de un pino, que han competido excepcionalmente pese a la situación. Dani Barbero, el portero, que ha dado la cara y ha evitado que demos más vergüenza; y luego Nacho López y Sergio Molina, que son compañeros que no los merecemos, han dado la cara por la situación y tenerlos en la plantilla es un lujazo.

 

Un rival de la entidad del Depor no parece el adecuado para iniciar una nueva etapa.

Nosotros debemos tener mucha tranquilidad, no nos puede pesar que tengamos tres o veinte puntos, hay que plantear el partido independientemente de la posición en la que estamos y lo que el míster diga. Si hay que mandar a través de la posesión o ser más defensivos, lo que decida el míster y con el convencimiento de que ahora mismo él es el patrón, el guía y que lo que decida tiene que tener un sentido.

 

Por fin se está viendo mayor presencia de canteranos en el conjunto blanquiazul.

Si había un año para darle más oportunidades a los jugadores del Fabril era con el Depor en segunda B, aunque es cierto que es un equipo bien armado y con un presupuesto importante. También es una pena que cuando más se apuesta por los jóvenes no se hayan dado los resultados, pero el objetivo del Depor a corto y medio plazo tiene que ser ir apostando cada vez más por jugadores de la casa, gallegos, porque tenemos el ejemplo, al lado, del Celta, que apuesta mucho por la cantera. Abegondo debe ser la base de este equipo en el futuro.

 

¿Quién de los futbolistas jóvenes te ha llamado más la atención?

Cuando coincidí con Mujaid en el Fabril, le ayudaba bastante, no solo en conceptos futbolísticos, sino también dándole consejos, y es un chaval esponja, que absorbe lo que se le dice. Sabía del potencial de Mujaid y, si quiere y trabaja, puede llegar muy lejos. Y chavales como Gandoy y Valín, que se les ve un potencial y con trabajo físico pueden llegar a competir con futbolistas profesionales de tú a tú. Me alegro de que Gandoy tenga sitio en el Deportivo porque tiene calidad y ha demostrado que el aspecto físico, que quizá hace tres años era un hándicap, ahora no lo es.

 

En un duelo tan imprevisible entre dos equipos que estrenan técnico, ¿dónde puede estar la clave?

Justo eso, imprevisible, en un error que pueda cometer cualquier de los dos equipos y que eso haga que cambie la tónica del partido. En Segunda B lo importante es que el partido se haga largo, no cometer errores, no volvernos locos, y aprovechar la que tengamos. No quiero que sea un partido quieto ni feo para el espectador, pero ahora mismo, por cómo estamos, hace falta asumir los mínimos riesgos posibles.

 

¿Qué le pides al partido?

Principalmente, que los aficionados lo puedan disfrutar. Si se puede meter gente en El Helmántico, mucho mejor, que el deporte es para disfrutarlo y que gane el que sea menos mezquino, el que tenga más ganas y ponga más pasión. Y si no, un punto para cada uno.

Uxío da Pena: “Me sorprende lo de Fernando porque es un entrenador de la casa, deportivista”