Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Barcelona pincha y pone en peligro su liderato

GRAF3718. SEVILLA, 19/06/2020.- El portero del Sevilla, Tomás Vaclík (detrás), disputa un balón ante el delantero danés del FC Barcelona, Martin Braithwaite (delante), durante el encuentro correspondiente a la jornada 30
|

El Barcelona no es capaz de poder ganar en el Sánchez Pizjuán y solo pudo empatar ante un Sevilla (0-0), en un partido en que por moemntos resultó muy competido e incluso muchos nervios en algún momento.

El Ramón Sánchez-Pizjuán acogió un Sevilla-Barcelona que, con la nueva realidad derivada de la crisis del coronavirus y la necesidad, por seguridad, de jugar a puerta cerrada, poco se pareció en emoción y colorido a este mismo duelo en otras noches, en un estadio inundado por el silencio de sus gradas.

Convertido en una ‘caldera apagada’, el feudo sevillista, uno de los que más aprieta de LaLiga por el empuje de su afición, en especial en las grandes ocasiones, no pudo vibrar como en otras ocasiones ante este choque clásico del fútbol español porque la imagen de su graderío triste y vacío pesaba demasiado.

Aunque había mucho en juego, con el Barcelona en plena pugna por el título de Liga y con el reto de mantener sus dos puntos de renta sobre el Real Madrid, y el Sevilla defendiendo su puesto ‘Champions’, el pleito no fue el mismo de otras veces, no podía serlo, porque faltaba calor, la que le dan las aficiones al fútbol.

En el actual contexto atípico que afecta a este deporte, y a toda la sociedad, era difícil retirarle la etiqueta de extraño, ‘triste’ y desangelado a este Sevilla-Barça, como ocurrió hace ocho días en el mismo escenario en el derbi hispalense jugado sin público frente al Betis y que se llevaron los sevillistas (2-0). A pesar de echarse de menos todo lo que aporta la grada, la relevancia de los puntos y de la competición se encargó de mantener la tensión.

El Barcelona pincha y pone en peligro su liderato