Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Levante y Logroño protagonizan la semifinal de los aspirantes al título

María Méndez, ex del Deportivo y actual central del Levante, luchará por un puesto en el once titular en el eje de la zaga con Aldana Cometti | efe
|

El Estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería acogerá desde hoy la Supercopa de España femenina, que se disputará por segundo año con el formato de Final a Cuatro y, en esta ocasión, sin que se conozca todavía al campeón de la Copa de la Reina de la pasada campaña.

El EDF Logroño, el Levante UD, el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, quien defiende el título obtenido el pasado curso en el Estadio Helmántico de Salamanca tras imponerse a la Real Sociedad, se jugarán este título en una cita en la que no habrá público en las gradas a causa del covid-19.

La Supercopa arrancará hoy a las 19.00 horas con la primera de las semifinales que enfrentará al EDF Logroño con el Levante UD, mientras que mañana a la misma hora se jugará la segunda entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, una final anticipada al tratarse de los dos colosos del fútbol femenino español.

 

El Levante, lanzado

El Levante llega a la semifinal ante el Logroño en el mejor momento de la temporada, tras haber encadenado cuatro victorias seguidas en la Primera División Iberdrola.

La entrenadora del Levante, María Pry, afronta la Supercopa sin las lesionadas Viola, Carol, Palacios y Nuria y una futbolista, cuyo nombre no ha trascendido, está fuera del equipo por coronavirus.

Por su parte, el EDF Logroño ha viajado a Almería con la mentalidad de no ser la cenicienta de la Superocopa y, más allá del hecho histórico que supone disputar el torneo, quiere luchar por meterse en la final.

El club riojano viajó sin Grace Asentenwaa, que sigue en su país en cuarentena, y podrá contar con su portera titular, Pamela Tajonar, que no jugó el último partido por sanción.

 

Cambio de plan

El Atlético de Madrid tuvo que modificar su plan de viaje, al ser anulado su vuelo previsto para ayer, por lo que la expedición colchonera hizo noche en Madrid y hoy viajará en tren a Málaga y en autobús a Almería, sede de la Final a Cuatro de la Supercopa de España femenina de fútbol.

Levante y Logroño protagonizan la semifinal de los aspirantes al título