Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La muerte de Pierre Cherpin ensombrece la coronación

Cherpin participaba como piloto amateur | aso
|

La muerte del piloto francés de motos Pierre Cherpin fue la nota negativa de la 43 edición del Dakar, que coronó al galo francés Stéphane Peterhansel, en coches, y al argentino Kevin Benavides, en motos.

Cherpin, un piloto amateur cuyo único objetivo era vivir la aventura y descubrir nuevos lugares, sufrió un traumatismo en la cabeza en la séptima etapa y tras cinco días en coma inducido falleció cuando era trasladado en avión sanitario de Yeda a Lille (Francia). Es la  72ª víctima mortal del raid desde que su inicio en 1978.

En la lista de fallecidos hay dos españoles: Tomás Urpí, que seguía algunas etapas de la prueba en 1996, y el piloto de motos José Manuel ‘El Carni’ Pérez, como consecuencia de un accidente en 2005.

Los años más luctuosos fueron 1986, en el que fallecieron siete personas, entre ellas el ‘alma mater’ de la prueba, Thierry Sabine, y de 1988, en el que murieron seis.

 

La decimocuarta

Peterhansel, ‘Monsieur Dakar’, hizo honor a su apodo con su decimocuarta victoria en 30 años, seis en motos de 1991 a 1998 y ocho en coches (2004, 05 y 07, 12, 13, 16 y 17).

El francés fue el piloto que mejor se adaptó a las duras condiciones de la carrera saudí, donde la navegación alcanzó un mayor protagonismo que en otras ediciones.

Carlos Sainz luchó contra el Dakar y contra las adversidades. Demasiadas averías, demasiados pinchazos y también demasiados errores de navegación. El madrileño demostró ser el más rápido, pero en esta edición del raid primaron otros aspectos.  Aun así, tres victorias de etapa –la última conseguida ayer– y un puesto en el podio no es mal bagaje.

Benavides se convirtió en el primer campeón sudamericano del Dakar en la categoría de motos, algo que ya estuvo a punto de conseguir hace dos años. Muy sólido durante la última semana, tuvo a Sam Sunderland como principal rival, al que ayer perjudicó el tener que abrir pista tras su victoria en la etapa del jueves.

Sunderland perdió 10 minutos, ya en el primer control, respecto a Benavides, y a partir de ese momento el argentino controló la situación con maestría hasta el final de una etapa, de 227 kms de especial, que se adjudicó Ricky Brabec.

También hizo hitoria Daniel Albero, al convertirse en el primer piloto con Diabetes de tipo 1 que consigue finalizar el Dakar, después de que en las dos anteriores ediciones problemas mecánicos le impidieran finalizar la prueba. El salmantino Lorenzo Santolino también logró su objetivo de finalizar el raid, y, además, lo hizo con nota, al acabar sexto.

La segunda alegría argentina llegó en quad con Manuel Andújar, que fue el piloto que mejor supo manejar la dureza del Dakar y que estuvo en disposición de vencer cuando sus rivales cometieron errores de conducción o cuando sus mecánicas fallaron.

 

‘Chaleco’ revalida

El chileno Francisco ‘Chaleco’ López, que antes competía en motos, revalidó el título en la categoría de de vehículos ligeros, por delante del estadounidense Austin Jones.

Por último, el ruso Dmitry Sotnikov (Kamaz) se apuntó con solvencia el título en camiones, dando a su marca su quinto triunfo consecutivo en el raid más duro del planeta.

La muerte de Pierre Cherpin ensombrece la coronación