Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Paliza histórica en el Staples

James Johnson celebra la victoria más amplia de las cuatro décadas de vida de la franquicia de Dallas | ALEX GALLARDO
|

La humillación histórica sufrida por los Clippers a manos de los Mavericks (73-124) ocupa el Nº1 del ránking de un domingo negro para los favoritos, del que solo se salvaron los Lakers y los Pacers.

La magnitud del descalabro angelino queda plasmada en un curioso dato: los Mavs anotaron 77 puntos en la primera mitad y, aun quedándose a cero en la segunda, habrían ganado por cuatro de diferencia.

El 22-77 al final de los dos primeros cuartos es la mayor diferencia de la historia al descanso desde que, en la temporada 1954/55, se instauró el reloj de posesión, superando el +47 (88-41) de los Warriors ante los Kings del 2 de noviembre de 1991. El -51 del final es también la mayor derrota de la historia de los Clippers... y la victoria más amplia de los 40 años de vida de los Mavs.

Luka Doncic (24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias) encabezó el festín texano, que tuvo su punto álgido en el segundo cuarto (14-41). En el bando de los humillados, donde faltó Kawhi Leonard, lo menos malo fueron Paul George (15 tantos) y Serge Ibaka (13, 9 capturas, 1 asistencia y 1 tapón), aunque entre ambos colaboraron con un 0 de 10 al grotesco 4 de 33 en triples del equipo.

 

Sobresaliente Marc

La (son)risa se instaló en la otra acera de Los Ángeles. Los Lakers se deshicieron con facilidad (127-91) de los Timberwolves, en un partido con tres españoles en pista. El más inspirado fue Marc Gasol, que en su tercera comparecencia oficial como laker por fin pudo brillar: 12 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias y 4 tapones.

En los Wolves, que ya empezaron el choque a pie cambiado (40-23), Ricky Rubio registró 9 tantos, 4 capturas, 4 pases de canasta y 1 tapón, en tanto que Juancho Hernangómez anotó sus 6 primeros puntos del curso, además de bajar 5 rebotes y colocar 1 tapón.

Los Pacers se anotaron por la mínima (108-107) el duelo de ‘gallitos’ del Este contra los Celtics, y siguen invictos (3-0). Jayson Tatum (25 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias), que unos días antes tumbó a los Bucks con un triple en el último segundo, falló esta vez a 1.8 del bocinazo. Siete antes, Domantas Sabonis (19, 10 y 5) había anotado la bandeja que cerró el marcador.

La mala noche de los candidatos continuó con la caída de los Nets en Charlotte (106-104), sellada con dos libres de Terry Rozier (19 tantos) a 5 segundos del final. Gordon Hayward (28, 6 rechaces y 7 pases letales) fue el MVP local ante un rival al que esta vez no le bastó con Kevin Durant (29) y Kyrie Irving (25). Willy Hernangómez sigue sin debutar oficialmente con los Hornets.

Peor aún fue el varapalo (130-110) sufrido por los Bucks contra unos Knicks que no conocían la victoria. Alec Burks (18 puntos y 5 asistencias), Elfrid Payton (27 y 7), RJ Barrett (17, 4 y 8 rebotes) y Julius Randle (29, 7 y 14) formaron un póker de ases inabordable para el rey Giannis Antetokounmpo (27, 13 y 5) y su fiel escudero Khris Middleton (22, 4 y 5).

Por su parte, los Sixers, sin Joel Embiid, cayeron (118-94) a manos de una de las sorpresas del arranque, unos Cavs guiados por Collin Sexton (22 tantos) y Andre Drummond (24 y 14 capturas) a su tercer triunfo en otros tantos encuentros.

El mismo balance presenta la otra sorpresa, los Magic, tras imponerse por 113-120 a unos Wizards huérfanos de Russell Westbrook. Terrence Ross y Markelle Fultz, con 26 puntos por cabeza, capitanearon el éxito visitante.

Brandon Ingram (28 tantos, 11 rebotes y 6 asistencias), Zion Williamson (18, 11 y 5 robos) y Lonzo Ball (16, 8, 5 y 5 pases letales) condujeron a los Pelicans al triunfo (98-95) contra los Spurs. Ambos equipos presentan un balance de 2-1.

El mismo que los Suns tras imponerse por 100-116 a unos Kings que habían ganado sus dos primeros encuentros. Cameron Johnson (21 puntos), Mikal Bridges (22 y 7 rebotes) y Devin Booker (20, 5 y 5 asistencias) fueron los máximos responsables del éxito foráneo.

 

Cuñado decisivo

Un triple de Damion Lee a 2.3 segundos del bocinazo dio a los Warriors su primer triunfo del curso: 128-129 en Chicago, donde su cuñado Stephen Curry (36 tantos y 6 asistencias) ejerció de jefe, con Andre Wiggins (19, 4 y 9 rechaces) como ayudante principal. Zach LaVine (33 puntos) fue el mejor de unos Bulls que siguen sin conocer la victoria (0-3).

Paliza histórica en el Staples