Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El coronavirus se cuela en el Betis y pone en jaque el derbi sevillano

El equipo del chileno Manuel Pellegrini está en mitad de tabla | ep
|

La Covid-19, la gran pesadilla que ha marcado el 2020, se ha colado en la fiesta del fútbol sevillano por los posibles casos positivos en la plantilla del Betis, lo que ha llenado de incertidumbre el derbi ante el Sevilla al desconocerse si podrá jugarse en función de los resultados que arrojen las PCR.

El Betis-Sevilla, la cita deportiva más esperada en la ciudad y que desata un río de pasiones y sentimientos cruzados en familias, amigos o vecinos según la fe balompédica que profesen, está en el aire tras aplazarse ayer el entrenamiento matinal bético por sospechas de varios casos de coronavirus en su plantel.

Este primer partido del nuevo año, el ‘derbi de los derbis’, está marcado por las incógnitas, primero por la duda de si se podrá jugar y luego por los efectivos con los que podrá contar el técnico chileno Manuel Pellegrini para plantarle cara a un Sevilla sólido y fuerte, que, a priori, llega a la cita con la etiqueta de favorito.

En cualquier caso, ese tipo de carteles y la condición de presumible favorito antes de estos duelos de la máxima rivalidad no sirven para nada, como tantas veces se ha demostrado a lo largo de la historia en el derbi sevillano, pues por su componente emocional y racial todo puede cambiar sobre el césped e influyen muchos factores.

En el Sevilla, Lopetegui tiene la baja sensible por sanción de Fernando Reges, el ancla para el equilibrio defensivo en la medular, además de los lesionados Escudero y Vaclík.

El coronavirus se cuela en el Betis y pone en jaque el derbi sevillano