Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Abdou Thiam atisba el final del túnel

Abdou Thiam se lesionó en pretemporada y en lo que va de liga tan solo ha podido participar en un partido | aec
|

Con la marcha de Justin Raffington, tras consumir la prórroga de la extensión de su contrato temporal, el poste bajo del Basquet Coruña ha quedado bajo mínimos, con Gary McGhee como único ‘5’ puro. Una carestía que podría terminar pronto con la recuperación de Abdou Thiam.

El joven pívot senegalés afronta la recta final de la recuperación de la lesión de gemelo que sufrió en la pretemporada. Thiam sigue haciendo trabajo específico de rehabilitación pero ya va haciendo cosas con el grupo. Aunque es más que posible que no pueda reaparecer en el próximo compromiso de la ‘marea naranja’, el día 29 en Melilla, el final del túnel está mucho más cerca.

Abdou es el único pívot que sigue en nómina de los tres de la plantilla original. Antes de empezar la temporada oficial, el ‘5’ de referencia, Perris Blackwell, se marchó a Estados Unidos para estar con su padre enfermo.

En el debut en la LEB Oro 2020/2021, en el compromiso de la segunda jornada (el de la inaugural, en Burgos, fue aplazado por un caso de Covid-19 en el Tizona) cayó lesionado de gravedad el segundo pívot, Mouhamed Barro, que está fuera para todo el curso.

Solo 12 minutos
Thiam reapareció el 10 de noviembre, precisamente en el encuentro que había sido aplazado de la primera jornada, y ofreció 12 minutos y 26 segundos excelentes en el burgalés Polideportivo El Plantío: 7 puntos (5 de 6 en tiros de dos y 1 de 2 en libres), 2 rebotes, 1 asistencia, 2 balones recuperados y 1 tapón. Poco más se puede hacer en menos tiempo. Pero recayó de la lesión.

Además, otro de los jugadores que puede ayudar por dentro, Gediminas Zyle, fichado precisamente para ocupar el hueco de Thiam, todavía no ha encontrado un hueco regular en la rotación de Sergio García, pese a que su relación tiempo en cancha.rendimiento es notable: 5.2 puntos y 3.0 rebotes en menos de ocho minutos y medio de media. 

Después de más de año y medio en el dique seco a causa de la rotura del tendón rotuliano izquierdo –una de las peores lesiones que puede sufrir un deportista–, es lógico que el fino ala-pívot lituano vaya cogiendo el ritmo de competición poco a poco. 

Se acerca el tramo decisivo de la primera fase, en la que el Basquet Coruña, al que le restan cinco partidos, todavía tiene que afrontar duelos contra dos de los equipos, Palencia y Oviedo, que casi total seguridad pasarán a la segunda fase y, aunque el conjunto herculino tiene muy cerca su billete, toda ayuda es poca. La importancia de ganar en cancha castellana y en cancha astur se traduciría en dos victorias más de salida en el grupo que ordenará el cuadro de los playoffs por el ascenso, que esta temporada solo logrará un equipo.

Abdou Thiam atisba el final del túnel