Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Duelo de titanes e inercias

En la primera vuelta el Breogán se llevó, por ocho puntos de diferencia, un derbi muy espeso, en el que lo locales estuvieron muy desacertados desde el arco | quintana
|

El Pazo Provincial escenificará esta tarde un derbi romano de titanes: primero contra segundo, en el que el Basquet Coruña, invicto a domicilio, haría un más que interesante pleno si además de mantener dicha condición lo hace venciendo por más de ocho puntos.

La empresa se presenta, por muchas razones, cualquier cosa menos fácil. Una de ellas es que el Breogán ha ganado sus cinco encuentros como local. El tercero en discordia, el Real Valladolid, es el rival que más guerra le ha dado (87-82).

Pero esta es la menos sólida de las razones. El bloque que dirige Diego Epifanio ha cogido carrerilla, como demuestra su racha de cinco triunfos consecutivos. 

Números de líder
El líder, con dos victorias más que la ‘marea naranja’, presenta el segundo mejor ataque y la mejor defensa, lidera los ránkings de acierto en tiros de dos, rebotes defensivos y valoración, además de ocupar el Nº2 en rebotes, acierto desde el 4.60 y rebotes totales y el Nº3 en asistencias y en robos.

Los pupilos de Sergio García pueden oponer que siguen invictos a domicilio y su poder reboteador: primero de la lista de totales y de capturas en el aro rival, además del tercer puesto en acierto en tiros de dos y balones recuperados.

Especialmente importante se antoja la batalla de los aros, con un ‘carpanta’ en cada bando. En el local, Iván Cruz, que baja 7 por encuentro; en el visitante, Gary McGhee, con una media de 7.4. El madrileño es cuarto del ránking, dos puestos por debajo del exbreoganista. 

En el sexto figura, con 5.8, Kevin Larsen, lo más parecido a un jugador franquicia en un cuadro lucense bastante menos coral que el coruñés. Sus 14.8 puntos de media le convierten, de largo, en el principal referente ofensivo. Y los 18.2 créditos, en el líder de valoración de la competición. 

Solo Adam Sollazzo (11.3) le acompaña en el club de los dobles dígitos, que roza Sergio Quintela (9.5), una pesadilla para el BC en el espeso duelo de Riazor (60-68), en el que la ‘marea naranja’ sucumbió, en gran medida, por la insistencia en lanzar –demasiado– desde el arco, y con escasísima puntería (6 de 29), lo que anuló la más que notable eficacia en tiros de dos (16 de 27).

La pelea en la pintura lleva escondida otra clave: los tiros libres. El Coruña es el peor equipo de Oro en esta faceta, con un gris oscuro 65.1% de acierto. Varios rivales han mostrado muy pocos reparos a la hora de mandar a los de Sergio García a la línea. Y el Breogán, si las cosas no marchan según su guion, tampoco se cortará en hacerlo.

El partido de la primera vuelta resultó muy parecido al de la Copa Galicia, resuelto sobre la bocina con un triple de Osvaldas Matulionis. La mejora de las prestaciones del alero lituano no puede demorarse mucho tiempo más, y qué mejor lugar para renacer que la que fue su cancha durante dos años (2014-2016). 

El Basquet Coruña necesita su puntería, hoy más que nunca, para intentar abrir el mejor entramado defensivo de la liga y, de paso, poder vengar la afrenta de la pasada campaña, el 99-57 que supone la mayor derrota del conjunto herculino en las diez visitas ligueras al Pazo Provincial.

Duelo de titanes e inercias