Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Equilibrio en los resultados después de aplazamientos

El Deportivo disputó el pasado 5 de enero su último partido de liga ante el Granadilla en Tenerife (4-1) | laliga
|

El Deportivo Abanca disputó el pasado 5 de enero de 2021 su último partido oficial, correspondiente a la décimo cuarta jornada en la Primera Iberdrola, ante la UD Granadilla (4-1) en La Palmera en San Isidro y el viernes, día de su compromiso liguero ante el Valencia en tierras levantinas, se cumplirá un periodo de 19 días sin competición para las jugadoras blanquiazules.

La culpa de este parón la tuvo, como viene siendo habitual en esta temporada, el Covid-19, que obligó a quince futbolistas del primer equipo a aislarse después de haber sido contactos estrechos de un positivo en coronavirus. Días después, catorce jugadoras superaron los test realizados con resultado negativo pero una de ellas dio positivo.

Ahora, el Deportivo Abanca afronta su próximo encuentro ante el Valencia, correspondiente a la décimo sexta jornada, después de un parón de casi tres semanas en el que no pudo disputar ni el duelo de la jornada 15 ante el Betis en Abegondo ni el de la jornada 7 ante el Rayo, que ya había sido aplazado en una ocasión anterior por un positivo en las filas del conjunto madrileño.

Ante tal periodo de tiempo sin competición, las preguntas que surgen son evidentes:  ¿Notará el Deportivo la inactividad en su próximo partido? ¿Los parones suelen ser un factor clave en los resultados en Primera Iberdrola? La respuesta, si nos basamos en los resultados cosechados por los equipos de la liga en sus partidos de reaparición tras un parón debido a uno o varios partidos aplazados, es que no. 

Hasta el momento existe un cierto equilibrio en el balance de esos primeros encuentros tras un parón. De 20 partidos disputados en la presente campaña tras uno o varios aplazamientos, los equipos que habían sufrido el descanso obligado ganaron en nueve ocasiones, perdieron en otras diez y empataron en una.

No obstante, no solo se han producido suspensiones por motivos derivados del Covid. El inicio de liga tardío del Rayo Vallecano y la reciente borrasca ‘Filomena’ también causaron aplazamientos, aunque en este último caso todavía no se han podido evaluar el efecto del parón porque aún no se ha disputado la jornada inmediatamente posterior a la perjudicada por el temporal. 

Si solo contabilizamos las reapariciones de equipos que sufrieron uno o varios aplazamientos por un motivo derivado de la aparición de un positivo de Covid-19 en su propio club, como es el caso actual del Deportivo, también existe un equilibrio entre victorias y derrotas.

El Levante se impuso a domicilio al Athletic (0-2) y el Madrid hizo lo propio ante el Rayo (1-4) después de haberse pasado tres jornadas sin jugar por la aparición de positivos en Covid en sus plantillas, mientras que Rayo y Espanyol sucumbieron ante Valencia (1-0) y Santa Teresa (1-0), respectivamente, tras superar el coronavirus. Por último, el Eibar reapareció con empate ante el Sporting Huelva (2-2).

Precedente en Valencia
El Depor también sabe lo que disputar un partido tras un aplazamiento.  Lo hizo en la jornada 8 tras la suspensión del partido anterior ante el Rayo Vallecano. En ese caso también viajó a Valencia y cayó derrotado con claridad ante el Levante (4-1).

Equilibrio en los resultados después de aplazamientos