sábado 28/11/20

Proteger el deporte

Hablan de Dinamarca como uno de los países más felices para vivir. El pequeño país nórdico, que fue de los primeros en cerrar sus fronteras por la pandemia (el pasado 14 de marzo) también fue de los pioneros en salir del autoconfinamiento impuesto, nunca obligado, de su población.

El gobierno danés, que ante la subida de casos ha impuesto esta semana el uso obligatorio de la mascarilla en supermercados y lugares públicos, ha realizado una fuerte apuesta por el deporte, destinando una importante inversión a la práctica deportiva.

El objetivo es que el deporte no se pare y, de momento, lo están consiguiendo, realizando proporcionalmente muchos más PCR que España, siendo estos, además, gratuitos, las competiciones se están disputando. 

El deporte comenzó en septiembre, las clases en agosto, y exceptuando algunas ligas con jugadores por encima de los 21 años, la premisa es que el deporte en edad escolar no se suspenda.

Mientras en España la situación epidemiológica está condicionando gravemente el deporte. Sin unanimidad entre disciplinas y federaciones sobre el uso de la mascarilla, de momento. en Dinamarca los deportistas no las tienen que llevar.

Puede que se trate de que parte del país, entre ella su capital, se encuentra en una isla o una forma de vivir diferente a los países del sur europeos, pero la realidad es muy diferente en el norte del Viejo Continente. 

Un oasis en medio de una pandemia que está asolando Europa y que, por ahora, consigue contener Dinamarca, que quiere preservar el deporte. 

Porque el deporte es salud y puede ayudar a prevenir, porque es posible buscar fórmulas para que no se pierda un año deportivo. Ejemplos hay de que es posible y es un reto para las próximas semanas lograr, no solo conseguir bajar los contagios, sino también salvaguardar un sector del que dependen muchísimos clubes para sobrevivir.

Comentarios