sábado 14.12.2019

Insoportable

Es complicado creer porque semana tras semana el Deportivo quita las ganas. La situación es insoportable, ya van 14 partidos seguidos sin ganar y, aunque aún queda mucho, parece complicado creer en este equipo o en que pueda ganar. Semana tras semana se recupera la ilusión por volver a sumar de tres y después del pitido final una nueva decepción. De nuevo ante el Elche hubo que remar a contracorriente, otra vez el equipo por detrás en el marcador y un nuevo palo a sumar a una hinchada que sufre cada jornada. No importa que se restablezcan los ánimos cuando alumbramos una nueva jornada, porque estos acaban estallando en pedazos a la conclusión de la contienda.

El Deportivo no es un equipo fiable, así lo ha demostrado, y hemos llegado a un punto en el que parece una quimera volver a ganar. 

Unas veces porque el rival es mejor, otras porque se fallaba lo indecible, la realidad es que los blanquiazules vagan como alma en pena por Segunda y son ahora mismo un equipo roto.

Ganar puede dar esa confianza necesaria, pero las victorias no llegan e impera el desánimo. Se antoja complicado creer en este equipo, porque no da motivos ni atisbo de mejoría. 

No puede tenerla después de encajar de nuevo tres goles en su campo. Los jugadores coruñeses son una coladera atrás y siguen sin estar acertados de cara al arco rival.

Del enfado la grada está empezando a caer en la desidia. No es que no importe lo que le pase al equipo herculino pero es que llega un momento en el que cansa que semana tras semana se sucedan los descalabros y la reacción, tan necesaria e imperiosa, continúe sin llegar. 

Insoportable
Comentarios