viernes 27/11/20

Secretaria

Les quisiera trasladar mi percepción sobre lo que está representando el Consejo Superior de Deportes en nuestros días, la máxima autoridad en el concepto deportivo de este nuestro Reino. Desde hace algún tiempo sus movimientos van orientados a ser una “delegación” de la Liga profesional del fútbol.

Hemos visto en el recorrido del proceso del Deportivo ante el Fuenlabrada,  quién marcó las pautas a seguir. La Liga diseñó el camino a seguir y el Consejo actuó de “corderillo” de turno, asumiendo su escasa capacidad de liderazgo.

Pero se siguen dando pasos adelante dentro de la controversia persistente. La “secretaria”, es decir Irene Lozano, dictaminó, ante el requerimiento de Tebas y a pesar de la oposición de la Federación del señor Rubiales, que el calendario del fútbol profesional pudiese tener como fechas elegibles, los viernes y lunes. Todo ello, minutos antes de que el juzgado de turno emitiese un veredicto jurídico sobre el tema.  

Tebas lo domina todo. Echando un vistazo a su televisión particular, se puede observar su capacidad de dominio. A cambio de sumas importantes, se hizo con los intereses televisivos de las federaciones sin capacidad de maniobra recaudatoria. Actualmente el baloncesto (LEB oro), balonmano y otras especialidades, viven del “calor” futbolístico.

Una vez les dije irónicamente, que las votaciones en nuestro país, teniendo a Tebas como “jefe”, no eran necesarias. Él lo abarcaría todo y tendríamos un mando único. Y ojito con quien ose toserle, miren ustedes lo que le está sucediendo al “bueno” de Bergantiños. Implacable hasta el final, nadie puede saltarse las normas. ¿Les suena a algo este tipo de actuación?. Para definir todo esto, recupero mi frase favorita: ¡En que manos estamos!.

Cambio de dirección… e inicio mi comentario con una pregunta: ¿Qué decir del actual Deportivo?. Pues primera victoria. Tres puntos importantísimos en el “zurrón”. Estando donde se está y sin dejar de mirar hacia el otro lado, es muy importante pensar en positivo. Se podría pensar fácilmente en posiciones negativas, teniendo en cuenta el sufrimiento vivido en Riazor. Pero es mucho mejor recopilar la analítica grupal. En ella resaltaría la unidad del equipo. Fiel reflejo es la imagen ofrecida al final del partido, parecía que se hubiese ganado algún campeonato. No es lo mismo empezar ganando que hacerlo perdiendo. Las cosas se ven de otra forma y la vida se encara con positivismo.

Prepárense para sufrir en momento puntuales. Habrá equipos vulnerables, pero también se competirá con otros que tengan grandes dosis de equilibrio y exigencia. Como lo fue el Salamanca en esta última jornada.

Destacar para finalizar, la perfecta organización para el acceso del público al estadio, un ejemplo para que otros puedan imitar. Particularmente me sentí cómodo en todo el proceso.

Ahhhhh… y no se olviden de las pautas obligatorias, mascarillas, limpieza de manos y no fumen en lugares públicos. Es muy de agradecer.

Como siempre un placer.  

Comentarios