Lunes 17.06.2019

Se han vuelto locos...

Estos romanos se han vuelto locos”, eso es lo que opinaban los irreductibles galos que defendían su aldea ante el ingenuo ataque romano. E irónicamente recupero esta frase de Asterix y Obelix, para adentrarme en la vida “política” de este Deportivo de nuestros días.

La semana pasada me hacía eco de lo que podía pasar tras las elecciones a la presidencia del club. En medio de la vorágine deportiva camino del ascenso, cuestiones personales salen a la luz. Declaración de guerra, en rueda de prensa, del equipo derrotado en el proceso electoral. Visto y escuchado lo expresado, me decanto por decir que: “Estos locos”.

Si les digo la verdad, me sobrepasa la comparecencia ofrecida por el señor Vidal. Pero se podría resumir con un “quítate tú para ponerme yo”.

En ella alega que su ex amigo y colega de directiva, el señor Fernández, debería haberse abstenido en las votaciones. Que manipuló la asamblea, en la que nunca debió implicarse.

Afirma que el ganador, el señor Zas, sólo tiene 10.000 acciones y con eso no se va a ninguna parte. Que su candidatura roza las 25.000.

Entiendo que es un criterio muy respetable, pero que suena a  mentalidad infantil en este mundillo de las finanzas y sentimientos. 

El ex presidente deportivista, con un número importante de acciones, no quiere que su antiguo colaborador, por lo que sea, dirija los destinos de la entidad blanquiazul, prefiere que sus acciones las represente en el Consejo, el señor Zas.

Lo peor de la cuestión son las amenazas veladas. Al mínimo error de gestión, el lío estará montado. Nada beneficioso para la entidad coruñesa.
Este Deportivo, esté donde esté, necesita tranquilidad y sosiego. ¿Qué pensarán los gestores de Abanca?. Quién no nos dice que fueron ellos los que marcaron el destino presidencial en la sombra. Se mojan con un crédito de alto riesgo y lo que se les ofrece es una dispersión de fuerzas. Hay que tener mucha visión institucional en todo movimiento que se haga. Transmitir debilidad con lo que hay detrás, me parece irresponsable.

No voy a ser yo el que defienda aquí, ni al Sr. Fernández, ni al Sr. Zas, ni al Sr. Vidal, ni al mismísimo Lendoiro, pero todo tiene su proceso y su tiempo. Hay que saber digerir las derrotas y también, las victorias. Un Deportivo desunido sólo propiciaría el caos social. Espero que sean balas de fogueo, explosiones puntuales de frustración y las aguas discurran por donde deben hacerlo y con elegancia.

Cambio de tercio. El pasado sábado se pudo comprobar la identificación de la afición deportivista hacia su equipo. Con muy poco que le den, la entrega es total. Impresionante.

Hoy toca comenzar otro ciclo. Primer envite ante, en teoría, el favorito, el Málaga. Pienso que el Depor tiene a los “dioses” de su lado. Con todo el desastre acumulado en los últimos tiempos, el equipo logró situarse en el play-off de ascenso definitivo. Para mí, toda una proeza.

El arropamiento de Riazor será total. Jugadores y cuerpo técnico viven momentos crecientes de auto estima. Se verá el carácter de los “gladiadores”. 
Finalizo. Poco puedo decir sobre Nadal que no se haya dicho. Pero quiero dejar constancia, nuevamente, de mi suprema admiración. Deportista ejemplar.

Como siempre un placer.

Se han vuelto locos...
Comentarios