jueves 13/8/20

Resiliencia

Si algo hay que destacar del Depor post-estado de alarma es su capacidad de reacción. Salvo el partido contra el Sporting los coruñeses han sido capaces de remontar marcadores opuestos y situaciones adversas. Remontadas ante el Oviedo, Rayo –pena de no acabar ganando–, Ponferradina y Tenerife, además de jugar con uno menos ante el Elche. Esas arrancadas de coraje hablan de un equipo con carácter y luchador.

Estoy seguro que mucha de esta culpa la tiene Fernando Vázquez y su equipo técnico que además de insuflar un carácter ganador a sus pupilos han sabido  dosificar a los supuestos titulares unido este punto al hecho de que los cambios que introduce a lo largo de los partidos están dando resultados más que aceptables.

El técnico ha sido capaz de meter en ritmo de juego a futbolistas que apenas habían tocado balón y buscar soluciones en zonas del campo que la requerían. David  Simón, inédito por lesiones, ha sido un  revulsivo para la banda. Resituar a  Alex Bergantiños en el centro de la zaga –las circunstancias obligan– también ha dado sus frutos. Partido tras partido vemos que hay soluciones en una plantilla, a mi juicio bien gestionada.

Pero si en los primeros partidos de esta nueva entrega el equipo dio una imagen vulnerable, en Tenerife los deportivistas fueron a por el encuentro, especialmente en la segunda mitad. Un penalti inexistente –¿para qué está el VAR?– y la falta de puntería ante la meta rival dejaron escapar un triunfo que hubiese supuesto un empujón definitivo para la permanencia. Y eso que se enfrentaban dos de los equipos que manejan los mejores números de la segunda vuelta.

Apenas queda un pequeño escalón que subir y no es otro que comenzar los partidos mandando. Son partidos que invitan al optimismo y que apuntalan la idea de que la salvación está cada vez más cerca de esos 50 puntos que vaticinaba el de Castrofeito. Ganando dos de los que restan daría casi seguro la permanencia.

Después vendrá la Asamblea de accionistas que marcará el nuevo rumbo del club y empezar a diseñar la próxima temporada con el objetivo claro de consolidar la estructura del Depor y conformar una plantilla con aspiraciones. Pero por ahora queda seguir peleando en la difícil tarea de la permanencia. No olvidemos que el equipo apenas consiguió catorce puntos en la primera vuelta y a falta de cinco encuentros suma 45, o lo que es lo mismo, números de ascenso en la parte final de la competición.

Comentarios