miércoles 26.02.2020

Hipoterapia: deporte y solidaridad

Acercar el deporte a personas con algún tipo de discapacidad que no han tenido acceso a practicarlo y constatar el bienestar que les produce es una de las razones que ha llevado a la RSD Hípica de La Coruña en colaboración con la Fundación Emalcsa dentro del programa “Deporte Solidario e Inclusivo”, a potenciar sus actividades de hipoterapia en sus nuevas instalaciones ecuestres situadas en Finca Figueroa (Abegondo).
Si bien la RSD Hípica lleva varios años dedicada a aproximar el mundo ecuestre a personas con discapacidad, en el presente año tiene previsto desarrollar un programa más ambicioso. A lo largo de 64 jornadas de hipoterapia acogerá en sus instalaciones de la Finca Figueroa a más de 120 alumnos mediante un convenio firmado con ASPACE (Asociación de Paralíticos Cerebrales), ASPANAES (Asociación de Pais e Nais de Personas con Espectro Autista) y con el CAPD (Centro de Atención a Personas con Discapacidad de A Coruña) y bajo el patrocinio de Emalcsa.
Se ha demostrado que dentro de las disciplinas deportivas que mayor beneficio provocan en sus practicantes está la hipoterapia. En esencia es un método que emplea al caballo y por el que pacientes con determinada incapacidad reciban un estímulo físico en todo su cuerpo haciendo que zonas que jamás han sido estimuladas físicamente tenga efectos muy positivos sobre su estado físico y psíquico.
Durante las jornadas no se pide que el alumno  aprenda a montar, sino que situado sobre el caballo y acompañado por el monitor especializado adopte varias posiciones que faciliten la circulación sanguínea, mejoren el equilibrio y el sentido espacial. A través de los movimientos del caballo, se consigue reprogramar el cerebro del jinete, un paciente que, sentado sobre la montura, realiza así un movimiento pélvico muy similar al que efectúa una persona al caminar.
Los resultados de estas terapias son muy satisfactorios y esperanzadores. En concreto se ha observado que en los niños con espectro autista su motivación y autoestima iba en aumento; se produjeron efectos favorables sobre sus habilidades motoras, (elasticidad, tono muscular, coordinación, relajación, control corporal, etc.), disminuyendo así la aparición de comportamientos estereotipados, aportando mejoras en su calidad de vida, ayudándoles a inducir estados de relajación y la sensación de bienestar emocional que hizo mejorar la competencia social. 
Bienvenidas sean las iniciativas públicas que apoyan la inclusión en el deporte y las sociedades deportivas que apuestan decididamente por promover el amor y el cariño por el mundo ecuestre.

@pgarcia_ramos

Hipoterapia: deporte y solidaridad
Comentarios