jueves 12.12.2019

El Deportivo, obligado a ser en Fuenlabrada el del segundo tiempo de El Sardinero

Apunto de cumplirse el primer tercio de LaLiga SmartBank -jornada catorce que está a la vuelta de esquina- el Deportivo suma ya una docena de partidos sin ganar. Como máximo algún que otro empate como acaba de suceder en El Sardinero santanderino, donde nos presentamos con una alineación cargada de dudas y con varios titulares claros en el banquillo. No voy a decir nombres, al menos de momento, para no intervenir en las decisiones de Luis César Sampedro, que sí debe saber los que merecen la titularidad de los que sí valen para ocuparla y quienes sí merecen tener un sitio en el banquillo. Pero no lo aplicó. Él sabrá por qué.

Algo que también se le olvidó al once deportivista que salió en Santander sin tener en cuenta que los partidos duran 90 minutos y no 45. No hay más que analizar el primer tiempo, en el que los llamados blanquiazules apenas se dejaron ver. Menos que los de casa se conformaron con un gol madrugador y ahí se quedaron. En la segunda parte, incluso tardando en los cambios, el Deportivo fue otra cosa, aunque el gol tardó en llegar precisamente obra de uno de los que salieron de refresco. Claro que no voy a meterme en la formación de un once adecuado, pero sí que hay nombres que no pueden faltar en ese once titular. Esos y los que sobran lo sabe bien el técnico.

Como siga pensando así para afrontar el último partido del primer tercio de la competición, mucho me temo que en el Fernando Torres de Fuenlabrada, al sur de Madrid, las van a pasar canutas. El equipo que entrena Baldomero Hermoso Mere, que también cuenta con muchas novedades, en el campo lo da todo física y técnicamente, como lo demuestra en la clasificación, y cuenta en sus filas con el exdeportivista, Oriol Riera, un delantero que militó en el conjunto coruñés en Primera.

Claro que no lo va a tener fácil el Deportivo, no sólo por jugar lejos del Abanca-Riazor sino porque enfrente tendrá a uno de los gallitos de la categoría que en la pasada jornada salió del Gran Canaria con un contundente 1-3 ante la Unión Deportiva Las Palmas. No cabe duda que el conjunto herculino tiene que salir en Fuenlabrada con el mismo juego y la misma entrega, y más, del pasado sábado en El Sardinero, pero en esta ocasión sin esperar a la segunda mitad del partido. Seguro que lo tendrá bien en cuenta el nuevo técnico blanquiazul, que de esto sabe un poco, contando con los mimbres que deben componer el once que se merece el deportivismo. A por ellos...¡Forza Dépor!

P. D.- No quería entrar en este apartado, porque no es la primera vez que me refiero al escaso fondo físico que a menudo demuestran los blanquiazules. Caso no me han hecho mucho, pero me veo obligado a recordar que hoy el fútbol es cada día distinto, y eso porque se afronta en la preparación del equipo. 

Se supone que si vienes a Segunda llevas dentro una cierta dosis de calidad técnica, pero para que esa calidad impere en el equipo hay que contar con una preparación física adecuada que, por lo que yo llevo visto en mi larga vida deportiva, pocos partidos del Deportivo han sido de clara superioridad. Hay que trabajar mucho y bien en los entrenamientos.

El Deportivo, obligado a ser en Fuenlabrada el del segundo tiempo de El Sardinero
Comentarios