Domingo 19.05.2019

Todavía hay tiempo

El Depor, ‘No party’. Así de rotundo y claro. Pero tampoco hay que alarmarse, ni rasgarse las vestiduras, ni dar palos a todo lo que se mueve... Ha sido la primera derrota en Riazor y el equipo blanquiazul está a poco más de dos victorias. Vale, después de ponernos la venda en los ojos, vayamos a lo serio. Perder ante la UD Las Palmas, en el debut de Pepe Mel, y, para rizar el rizo, con un gol de Aythami, es un varapalo en toda regla para la afición deportivista.

Pero este mal resultado llega en el peor momento posible, pues el equipo de Natxo González no vuelve a competir (perdón por lo de competir) hasta dentro de quince días, ya que la próxima jornada descansa por el adiós del Reus de la Liga.

Son muchos días para darle a la cabeciña. Se esperaban sumar muchos más puntos en Riazor, claves para el ascenso, al disputar tres partidos consecutivos en casa y el balance ha sido muy pobre y triste. Los futbolistas de Natxo no consiguieron ni el cincuenta por ciento de los últimos 33 puntos en juego. Así que no es de extrañar que el aficionado esté hasta la coronilla de ver a los rivales arañar puntos, de que los adversarios corran más, de que tengan más fe y, sobre todo, que los suyos vayan perdiendo credibilidad en su estadio. ¿Es cierto que el presidente hablará con el equipo? 

Todavía hay tiempo
Comentarios