domingo 20/9/20

Al nivel de los ciudadanos coruñeses

El Deportivo ya es consciente en qué categoría está. Es bueno recordar que el equipo militará en Segunda B por méritos propios después de una nefasta temporada deportiva y, por que no decirlo, de gestión. El mal del club estuvo, sin duda alguna, en cómo se gestionaron los fichajes desde hace años y también en la mala elección del cuerpo técnico. ¿Quién va a discutir las medianías fichadas a estas alturas? Nadie.

Sin embargo, pese al mal papel del equipo, lo que no se puede olvidar es el maltrato que ha recibido la entidad blanquiazul. Javier Tebas, con el beneplácito del Consejo Superior Deportes (CSD), han pisoteado sus derechos. Le han impedido competir en igualdad con sus adversarios en la lucha por la permanencia. Eso es lo que está sobre las mesa, amén del delito contra la salud pública, del presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) al obligar a viajar a un equipo a sabiendas de que estaba plagado de infectados de coronavirus. Eso es un delito que, de momento, está impune.

Esta bofetada al Deportivo también lo fue a toda una ciudad. Una urbe que se unió, pero parece que los políticos de María Pita no lo tienen claro. Por encima de las siglas de los partidos están los derechos de los coruñeses y sus entidades. Aquí se cometió un delito contra la propia ciudad, que vio como una expedición estuvo confinada en el hotel por Covid-19 proyectando una mala imagen en pleno verano y que afectó el sector turístico. Tanto el presidente de la Xunta (con una propuesta de sanción como la alcaldesa enviando el caso a la Fiscalía) estuvieron a la altura de las circunstancias dando esos pasos. Hoy se espera que el Pleno Municipal tenga una misma voz, contundente en defensa de sus ciudadanos y del buen nombre de A Coruña. Si alguien no tiene claro el delito cometido contra una entidad herculina tiene que hacérselo mirar. Sería muy preocupante.

Comentarios