Víctor Gutiérrez: "Si un futbolista estrella saliera del armario, cambiaría mentes"
lll
17º-23º

Víctor Gutiérrez: "Si un futbolista estrella saliera del armario, cambiaría mentes"

El waterpolista Víctor Gutiérrez/EFE/Toni Albir

Usuario

El waterpolista Víctor Gutiérrez (Madrid, 1991), que fue en 2016 el primer deportista español en anunciar abiertamente su homosexualidad, asegura en una entrevista con EFE que "si una estrella del mundo del fútbol saliera del armario" sería un punto de inflexión porque "cortocircuitaría mentes y cambiaría las reglas del juego".


Víctor Gutiérrez, desde hace un par de años secretario de Políticas LGTBI en el PSOE, ha publicado un libro autobiográfico "Balón amarillo, bandera arcoíris", donde presenta su historia personal después de una adolescencia en la que se culpabilizaba por su homosexualidad.


¿Cuánto tiene de terapéutico la publicación de este libro?
Mucho, porque para explicar mi historia tuve que hacer un viaje al pasado, a mi infancia, a mi adolescencia para recuperar y desenterrar cosas que tenía olvidadas porque la mente humana tiende a tapar todo lo que ha sido traumático. Hay heridas que pensaba que estaban cerradas que se han abierto un poquito, pero ha servido para darme ese abrazo que durante tanto tiempo me negué. El Víctor pequeño pensaba que estaba solo en el mundo, que no podía salir adelante, ahora le diría que estuviera tranquilo, que es maravilloso tal y como es.


¿Cómo fue su proceso de aceptación?
Fue mi madre la que prácticamente me obligó a salir del armario. No sé si en aquel momento hubiera tenido la confianza, la seguridad o la autoestima de dar ese paso con mi madre. Fue directamente ella la que me empujó y me dio la mano cuando lo necesitaba. Ella, que fue la primera lectora del libro, le ha resultado especialmente doloroso comprobar lo que pasé en la parte final de la infancia y sobre todo en la adolescencia porque no fue capaz de identificar ninguna señal de que yo estaba en ese proceso.


¿Y todo ello escondiendo tu verdadera identidad?
Todo tiene que ver con el personaje que te construyes, tenía claro que no podía aflorar ningún gesto, que era algo que tenía que vivir yo solo, y con tan poca edad fui capaz de elaborar un personaje tan bien construido y comérmelo yo solo. Cuando di el paso de salir del armario es cuando me quiero y me acepto, tal cual, orgulloso y lo quiero compartir con todo el mundo.


Una de las frases impactantes del libro es que "Si te haces amigo de un maricón es que tú también lo eres..."
Es discriminación por asociación, no nos pasa únicamente a las personas LGTBI, también a los heterosexuales. Cuando hay alguien que la gente se mete con él porque es homosexual o es gay, lo que no quieres es juntarse con esa persona, porque el resto se puede preguntar qué haces junto con esa persona. ¿Cuánta gente LGTBI se ha sentido sola, precisamente porque era más visible, y no ha tenido la valentía de juntarse con esas personas para no sufrir el mismo rechazo?


En mayo de 2016, en una entrevista, anuncias tu homosexualidad. ¿Pensabas que más deportistas iban a tomar el mismo camino?

Cuando alguien da el paso y rompe un tabú se desencadena un efecto dominó y que eso iba a poder ayudar a otras personas. Cuando salí en 2016 no había ningún deportista fuera del armario, a los dos años salió Carlos Peralta en natación, Marc Fortuny en judo, Vanessa Caballero en boxeo, en estos últimos Juegos hemos tenido el ejemplo de Marc Tur. Cada vez son más los deportistas que han perdiendo el miedo y se van sintiendo seguros para dar ese paso y eso da valor a la importancia de que haya referentes.


¿Por qué no hay más deportistas que den el paso?
Por miedo, en primer lugar por miedo al rechazo del vestuario. En los deportes de masas por el miedo a enfrentarse a estadios de 40.000 ó 50.000 espectadores llamándote 'maricón', porque eso además ocurre de manera impune en el fútbol.


¿La clave entonces sería que una estrella del fútbol diera el paso...?
Si un futbolista diera el paso y saliera del armario no solo supondría un punto de inflexión en el deporte sino que también lo supondría en la sociedad. En la cabeza tenemos unos roles de género y hay mucha gente que piensa que una persona homosexual no puede llegar a la élite del deporte porque no es lo suficientemente bueno, lo suficientemente hombre.
Por eso que un futbolista de primer nivel, una estrella mundial saliera del armario, se cortocircuitarían muchas cabezas y supondría un cambio espectacular en los comportamientos de los espectadores en los campos de fútbol.
Hay grandes deportistas en otras disciplinas que lo han anunciado, pero el fútbol sigue siendo la asignatura pendiente, no ha pasado en ningún país. El año pasado sí que ocurrió con un jugador de una liga menor inglesa, pero de una gran liga europea o mundial, no. Hay un miedo brutal en este sentido.


¿Y mensajes como los de Iker Casillas o Carles Puyol no ayudan en este sentido?
Esos mensajes en twitter no ayudan para nada. Casillas es un deportista que ha vivido una larguísima carrera y ha comprobado como ningún compañero suyo se ha visibilizado ... Él que además ha compartido vestuario con Guti, que ha tenido que escuchar que en los estadios le llamaban 'maricón'... banalizar con ese tema es de una torpeza absoluta. Estoy seguro de que no lo ha hecho para hacer daño a nadie.
Las comparaciones son odiosas, pero tenemos enfrente a Manuel Neuer, capitán de Alemania, una estrella del deporte y en activo, heterosexual también, que se pone el brazalete arcoiris en cada partido con Alemania para dar el mensaje de que el colectivo LGTBI también cabe en el deporte. Una cosa es compromiso y lo otro es frivolizar con un tema que no hace gracia en 2022.


¿Da la impresión de que en el mundo del fútbol hay barra libre contra el colectivo LGTBI, no?
Esa es la sensación y lo comparo con el racismo. Me acuerdo de un partido Zaragoza-Barcelona en el que cuando Etoo recibió insultos racistas, éste se quiso ir del partido y el árbitro en vez de parar el partido, se fue a parar a Etoo. ¿Qué ha pasado ahora en España? ¿Sigue habiendo racismo? Sí, pero se busca a los infractores, se les expulsa de por vida de los recintos deportivos, se les impone sanciones e incluso el club se juega la posibilidad del cierre del estadio.
Hay toda una maquinaria para erradicar el racismo y con herramientas, pero en el caso de la LGTBI fobia es que ni lo recogen los árbitros en las actas, así es muy difícil generar un espacio seguro para que el propio deportista decida salir del armario.


¿Leyes restrictivas más allá de la educación?
Apuesto por una ley del Deporte en la que se recoja la LGTBI fobia como algo a perseguir y que la ley tenga una parte reparadora, sancionadora cuando se producen estos comportamientos, pero también tiene que haber una parte preventiva, porque tan importante es tener herramientas para sancionar cuando se producen esos comportamientos como trabajar desde la base con herramientas para que ese tipo de pensamientos no lleguen a la cabeza de los chavales y las chavalas.


¿Qué derechos y libertades faltan por conseguir en el ámbito LGTBI?
Por ejemplo, en España no están prohibidas las terapias de conversión, hay gente que tiene la libertad de llevar a sus hijos/as a un mal llamado doctor o psicólogo para "curarles", eso me parece una abominación.
Tampoco están prohibidas las mutilaciones intersexuales, cuando nacen los bebes con características de ambos sexos, y luego que tengamos una serie de derechos y libertades reconocidos no quieren decir que estén aterrizados, porque en el ultimo año se han incrementado según los datos del ministerio del Interior un 67% los delitos de odio por motivo de LGTBI fobia.

 

¿Por qué decidiste entrar en política?
Por una cuestión de compromiso puro y duro. Sé que no es habitual que los deportistas se decanten por un color político, incluso me atrevería a decir que tampoco es que sea muy inteligente, pero siempre me he considerado valiente y desde la entrada de VOX en el escenario político tomé conciencia y pensé que tenía que aportar mi voz donde hacía falta, sobre todo cuando VOX empieza a jugar un papel protagónico en gobiernos y empiezan a reavivarse discursos que parecían marginales en la sociedad.


¿Y personalmente qué puedes aportar ?
Creo que estoy en el lugar perfecto para trabajar por lo que siempre he luchado, con más herramientas que en ninguna otra parte, si es verdad que en un aparato tan grande como un partido no siempre uno puede... porque hay otras muchas cuestiones.
Siento que esta etapa de mi vida es una parada importante, una oportunidad maravillosa que me ha llegado. Lo que creo determinante es que le soy útil a la política, y no al revés, para mi la política no es un chaleco salvavidas. 

Víctor Gutiérrez: "Si un futbolista estrella saliera del armario, cambiaría mentes"

Te puede interesar