lunes 21/9/20

‘Mad Max’ rompe la norma

Verstappen se vistió de estratega para doblegar, por primera ocasión en esta temporada y ‘en casa’ de Hamilton, a los imparables Mercedes
la quinta fue la vencida para el joven piloto neerlandés, que empezó a ganar la carrera en la sesión de calificación | Fran k Augste in
la quinta fue la vencida para el joven piloto neerlandés, que empezó a ganar la carrera en la sesión de calificación | Fran k Augste in

Vestido de estratega con un neumático duro que le permitió alargar su primera parada, Max Verstappen venció en Silverstone a los hasta ahora imbatibles Mercedes para apuntarse su primera victoria de esta temporada, la novena de su carrera, en el Gran Premio del 70 Aniversario.

A la quinta carrera del curos, cayó la fortaleza de Mercedes. Lo hizo gracias a la picardía de Red Bull, que en vista de las dificultades de las ‘flechas plateadas’ con el desgaste de sus neumáticos apostó por que Verstappen hiciera la segunda ronda de calificación con neumáticos duros para salir con ellos en carrera.

‘Mad Max’ se disfrazó de estratega... y venció. Salió del cuarto lugar, se puso líder y aguantó con las ruedas del inicio hasta el ecuador de la prueba. Tomó toda la distancia posible mientras los Mercedes sufrían para conservar sus neumáticos, y se protegió cambiando las gomas cuando Valtteri Bottas le amenazaba pasando por boxes. Le imitó y superó en un par de curvas, y transitó sin sobresaltos hacia la victoria, para el disgusto del finés, que salió de la pole y acabó tercero, y del líder, Lewis Hamilton, que remontó para concluir segundo.

Pimienta al Mundial

Los neumáticos que protagonizaron a base de pinchazos la prueba del domingo pasado convirtieron el segundo asalto de Silverstone en una divertidísima carrera que le pone un poco de pimienta al Mundial.

El neerlandés cocinó su victoria desde el inicio, ya que antes de la primera curva se había quitado de en medio a Nico Hülkenberg. Hamilton se fue a por Bottas, pero su compañero aguantó las embestidas.

Coherente con lo que se había visto durante el fin de semana, la salida de Sebastian Vettel fue catastrófica. El tetracampeón, que partía undécimo, reaccionó mal en la frenada de la primera curva y perdió el control del eje trasero de su monoplaza. El papelón le mandó al último lugar y finalmente acabaría duodécimo.

Verstappen se iba acercando cada vez más a Hamilton, que intentaba resguardar al máximo posible su neumático medio. “Están acabados”, le decía el inglés al equipo por radio, segundos antes de que ‘Mad Max’ comenzara a atacarle.

Mercedes reaccionó mandando a Bottas a boxes para protegerle del ímpetu dl neerlandés. Acto seguido entró Hamilton y Verstappen cogió el liderazgo en la vuelta 14.

El líder del Mundial salió por detrás de Bottas y de Charles Leclerc, sexto justo por delante de Sainz, otro que había optado por el neumático duro y que lo aprovechaba para escalar puestos. Cuando iba cuarto, entró a cambiar gomas y volvía a encontrarse con el lunar de McLaren en esta temporada: las paradas. El madrileño vio cómo se quedaba una conexión enganchada con su bólido, lo que retrasaba su salida, y luego tenía que frenar antes de salir porque pasaba un Renault. Un desastre que le mandó al duodécimo puesto.

Fácil y rápido

Verstappen seguía volando y le metía 18 segundos a Bottas, tiempo suficiente para hacer la parada. Colocó gomas medias y salió segundo, justo por detrás del finés, al que adelantó en apenas un par de curvas.

Nada alteró la alegría de Verstappen, que quiebra la dictadura de Mercedes y se convierte en el segundo clasificado del Mundial (a 30 puntos de Hamilton, eso sí). En la próxima cita, en Montmeló, ‘Mad max’ dirá si fue flor de un día o si las ‘flechas plateadas’ han encontrado rival. l

Comentarios