lunes 10/8/20

El austriaco Grobschartner se lleva la primera etapa

Dos segundos más tarde entraron el portugués Almeida, Valverde y Aramburu
El corredor del Bora
lanzó un ataque
a falta de medio
kilómetro que fue
definitivo | efe
El corredor del Bora lanzó un ataque a falta de medio kilómetro que fue definitivo | efe

El austriaco Felix Grobschartner ha sido el vencedor de la primera etapa del la 42ª Vuelta a Burgos, atípica por la escasez de público, accidentada por una caída que ha obligado a la retirada de dos corredores y explosiva por una temprana fuga y llegada en alto que ha situado líder en solitario al ciclista del Bora.

Grobschartner, con un tiempo de 3:40:21, ha aventajado en ocho segundos a un grupo de tres unidades donde figuraban los españoles Alejandro Valverde (Movistar) y Álex Aranburu (Astana), y el portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step), que entraron en la meta del Alto del Castillo detrás del primer líder de la prueba.

Un ataque largo, de aproximadamente medio kilómetro en el último tramo de la ascensión, dio al austriaco la victoria y el liderato de la Vuelta a Burgos, primera prueba del calendario internacional después del parón.

Tras la salida, en la catedral de Burgos, pronto se formó una fuga con cuatro corredores: Jetse Bol (Burgos BH), Gotzon Martín, (Fundación Euskadi), Diego Pablo Sevilla (Kometa-Xstra) y Francisco Galvan (Kern Pharma), quienes comandaron la carrera durante 120 kilómetros.

Una grave caída en la que se vieron involucrados varios participantes, dejó fuera de la Vuelta a Burgos al colombiano Sebastián Henao (Ineos) y al holandés Gijs Leemreize (Jumbo Visma), que se llevaron la peor parte.

Antes de neutralizar a los fugados, a menos de cuarenta kilómetros de la meta, un grupo de catorce unidades seccionó el pelotón en dos partes.

Ritmo muy alto

Varios del Trek Segafredo, el tridente del Movistar y dos corredores del Deceuninck Quick Step pusieron un ritmo muy alto que no pudo ser seguido especialmente por los integrantes Ineos, quienes controlaban el pelotón.

A falta de 36 kilómetros, Remco Evenepoel (Deceuninck Quick Step) puso un ritmo muy alto y se marchó en solitario. El corredor belga fue muy ambicioso y el ataque se le hizo demasiado largo aunque llegó a tener una ventaja de más de cuarenta segundos.

El belga dinamitó la carrera con este ataque y puso en jaque a muchos de los favoritos que tuvieron que emplearse más de lo que esperaban, pero el viento de cara cortó la oportunidad del joven corredor de 20 años.

Después fue Will Smit (Burgos BH), que buscaba en su tierra de adopción deportiva algo de protagonismo entre tanto nombre propio, pero el sudafricano fue neutralizado en las calles del centro de la ciudad.

Los favoritos fueron colocándose para la primera subida al Castillo, la de prueba y que permitió conocer la dificultad de estos pocos kilómetros en cuesta. Sin embargo, el Bora fue colocando bien a sus corredores por las calles de la capital y el ataque de Grobschartner fue definitivo.

Hoy, segunda etapa. entre Castrojeriz y Villadiego, de 168 kilómetros. l

Comentarios