Domingo 26.05.2019

Alonso inicia los ensayos con el pie cambiado

El ovetense tuvo problemas con  el coche y chocó contra el muro

Fernando Alonso tan solo pudo dar una vuelta en la sesión vespertina de la primera jornada de entrenamientos
Fernando Alonso tan solo pudo dar una vuelta en la sesión vespertina de la primera jornada de entrenamientos

La primera jornada de los entrenamientos de la 103 edición de las 500 Millas de Indianapolis terminó con Fernando Alonso y Oriol Serviá en los puestos 32 y 37 respectivamente. Además, el ovetense empezó con peor pie la segunda tanda, ya que sufrió un aparatoso accidente al chocar contra el muro y dañar seriamente el coche.


La jornada fue dominada por los motores Chevrolet, el mismo que equipa el McLaren de Alonso, que coparon las cuatro primeras plazas de la clasificación.


El primer puesto fue para Will Power, de Team Penske, que completó 68 vueltas y alcanzó una velocidad máxima de 369,738 kilómetros por hora. Alonso, que es la segunda vez que participa en la mítica carrera estadounidense tras hacerlo en 2017, completó 50 vueltas, 49 de ellas en la sesión de la mañana, a una velocidad máxima de 360,754 km/h.


Antes del inicio de la sesión de la tarde, el ovetense estaba en la posición 19, pero solo pudo completar una vuelta por una avería en el monoplaza, sobre la cual McLaren no ofreción información alguna. A diferencia de 2017, cuando Alonso corrió con un McLaren pero en el equipo Andretti Autosport, el vehículo de este año es totalmente nuevo.


Por su parte, Serviá realizó 60 giros al óvalo de Brickyard, a una velocidad máxima de 359,350 kilómetros por hora.


Tras la sesión matinal, Alonso declaró a la televisión estadounidense NBC Sports que siente que está más preparado para la carrera que la primera vez que participó. El bicampeón de F1 dijo que “no hemos progresado mucho porque estábamos con una configuración muy básica, pero estoy bastante contento”.


El genial piloto asturiano tiene como principal objetivo de este año ganar las 500 Millas. La victoria en la legendaria carrera estadounidense otorgaría al piloto asturiano la ‘Cuádruple Corona’, un título no oficial reservado a quienes han ganado también el GP de de Mónaco de F1, las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas de Daytona. Las 500 Millas de Indianapolis se disputarán el 26 de mayo. 
Los entrenamientos continuarán hasta que el sábado 18 y domingo 19 se celebren las rondas calificatorias.

Comentarios