Martín Fiz y Abel Antón, 25 años de la gesta en Atenas que marcó sus vidas
lll
17º-23º

Martín Fiz y Abel Antón, 25 años de la gesta en Atenas que marcó sus vidas


Usuario

El 10 de agosto de 1997 es una fecha que los amantes del atletismo español no olvidarán. El soriano Abel Antón se proclamó campeón del mundo de maratón en Atenas tras superar en los últimos 400 metros al vitoriano Martín Fiz, que había liderado la carrera durante casi todo su recorrido, y se colgó la medalla de plata. El 13 de noviembre de este 2022, ambos rememorarán su gesta en la ciudad griega.
 
Abel Antón, con un tiempo de 2h13:16, levantó aquel caluroso día del mes de agosto de 1997 los brazos en señal de victoria en el estadio Panathinaikó y solo cinco segundos después entró Fiz, que cedió la corona mundialista que había logrado dos años antes en Gotemburgo (Suecia).
 
Veinticinco años después ambos volverán al mismo lugar para recordar aquella gesta y para disfrutar. Volverán al mismo maratón, ahora como embajadores del Banco Santander, pero ya sin el afán competitivo de antaño, cuando como atletas profesionales fueron unas de las mayores referencias del deporte español.
 
"En el verano de 2021 Martín y yo estuvimos en una carrera, recordamos lo que hicimos en Atenas y pensamos que al cumplirse 25 años del maratón de Atenas debíamos hacer algo. Nos pusimos a ello y cumplimos el sueño de volver al lugar dónde hicimos historia", declaró a EFE Abel Antón, que recuerda esa victoria "como lo máximo que un atleta puede conseguir".
 
"Volver a Atenas surge por una mezcla de amistad, rivalidad y compañerismo. El maratón del mundial de Atenas marcó nuestras vidas y fue un hito del atletismo porque vieron como dos atletas españoles ganaron a los mejores atletas de todo el mundo. Es una fecha para celebrar. No había vuelto a Atenas desde entonces y qué mejor que hacerlo ahora", apunta Martín.
 
Ese adelantamiento de Abel Antón a Martín Fiz a falta de 400 metros para la meta y la táctica que utilizó el soriano en la carrera, que no dio ningún relevo al vitoriano, dio mucho que hablar en su momento y provocó alguna rencilla entre ambos que hizo que por un tiempo la relación se resintiera.
 
"Las rencillas no llegaron a tanto. Martín era campeón del mundo, yo debutante, y cuando un plantea una carrera lo hace para ganar. Así fue y cada uno planteó una táctica diferente. La táctica suya era tirar lo máximo posible para llegar a la meta y yo tenia claro que lo único que tenia que hacer era aguantar el ritmo que impuso porque si llegaba a los últimos metros así tendría opciones", dijo Antón.
 
"De la carrera, veinticinco años después, me quedan detalles. Yo pensaba que mi máximo rival iba a ser un africano o un sudamericano y al final el máximo rival fue un soriano. Luchamos los dos, fuimos los más fuertes en una carrera con climatología adversa, un recorrido sinuoso lleno de tácticas, y al final en los últimos metros me adelantó después de llevar el ritmo toda la prueba", confesó Fiz.
 
Este maratón de Atenas no será el último para Abel, que no se ha prodigado mucho en los últimos años. En 2024 espera volver a correr en la ciudad sevillana para conmemorar el veinticinco aniversario de su victoria en el Mundial de 1999.
 
Martín Fiz sí que ha sido más prolífico corriendo maratones y en los últimos años ha seguido coleccionando victorias en su categoría Master 50 en los seis más importantes del mundo, los llamados 'six majors' (Londres, Nueva York, Tokio, Boston, Berlín y Chicago). Su próximo objetivo correr las cinco medias maratones más importantes y ganarlas también.
 
Abel Antón, de 60 años, entrena casi todos los días. Hace entre diez y quince kilómetros seis días a la semana. "Estoy preparado. Yo creo que un ritmo de 3h30 que lo llevo bien porque si vamos más rapido iríamos solos", confiesa el soriano, que correra junto a un centenar de atletas populares españoles que se han apuntado al viaje junto a ellos para rememorar la efémeride.
 
Martín Fiz, que está lesionado, no podrá correr el maratón aunque participará de la gran fiesta. "Me gustaría hacer el final y entrar de la mano".
 
"Es una celebración, no es ninguna rivalidad. Los dos habíamos dicho de hacerla juntos y unidos pero he tenido este percance que me lleva apartado de correr durante cuatro semanas y no me he podido recuperar", lamenta el atleta vitoriano.
 
En lo que sí coinciden ambos en que el maratón de Atenas es una de las carreras más duras que hay. "Sales del nivel del mar, haces 10 kilómetros llanos y del 10 al 35 prácticamente es subir un puerto. Los últimos siete son de baja".
 
Es el recorrido que hizo Filípides en el año 490 a.C. Ahora, Martín Fiz y Abel Antón, los dos mejores maratonianos de la historia española, volverán a la ciudad griega 25 años después de aquel histórico 10 de agosto de 1997.

Martín Fiz y Abel Antón, 25 años de la gesta en Atenas que marcó sus vidas

Te puede interesar