Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Continuidad

|

E l RCD comienza a planificar la próxima temporada entre la frustración por no alcanzar su objetivo y la necesidad de volver a intentarlo. Este último ejercicio ha demostrado que el ascenso en cualquier categoría es una misión muy complicada y no será menos en esta ocasión.

El grupo en el que se batirá el cobre el Dépor tiene nuevos componentes. Desde Segunda se incorporan el Alcorcón y Fuenlabrada, sin duda el equipo más odiado en la ciudad desde la visita del club madrileño con varios jugadores positivos por Covid que desembocó en un largo affaire y con el club coruñés en Segunda B. Un partido previsiblemente de alta tensión.

Además de los segundas, el grupo lo conforman clubes de la franja oeste española. Se suman a los equipos gallegos (Dépor, Racing, Celta B y Pontevedra), los de Castilla León, Extremadura, Andalucía, Ceuta y Madrid. La principal novedad de este curso será que la promoción de ascenso se jugará a doble partido, no como estos dos últimos años que se disputó a partido único.

A priori asustan más los futuros rivales que en la campaña 2021/22. En primer lugar, los segundas recién aterrizados en la categoría dispondrán del seguro de descenso que les permitirá afrontar la temporada con un colchón económico. A este grupo hay que añadir cuatro de los seis equipos que pelearon por la promoción y no la consiguieron (Linares, Racing de Ferrol, Rayo Majadahonda, junto al propio Deportivo). Y por último los peligrosísimos filiales del Real Madrid y Celta, siempre con calidad en su plantilla y con planteamientos tácticos muy valientes.

La planificación para volver a atacar el regreso al fútbol profesional parece que se hace con más sosiego que en el pasado. Es la primera vez desde hace casi siete años que el Club no cambia de entrenador en medio de la temporada y que el mismo técnico empieza y termina la temporada. Pese a no conseguir el objetivo, el Consejo confía en Borja Jiménez y no es cuestión menor su continuidad. El primer mensaje es el de tranquilidad y la apuesta por un proyecto a largo plazo que va a reforzar la estabilidad del conjunto. Otro factor no menos importante es que el técnico tenía un año más de contrato y no está el RCD para romper contratos, sobre todo si tiene que pagarlos.

Esta semana se ha anunciado la contratación de Gorka Santamaría, delantero vasco procedente del Badajoz donde marcó quince goles la pasada campaña. Pronto se irán conociendo las nuevas incorporaciones y las bajas de jugadores cedidos o que terminan contrato. Lo más complicado va a ser retener a aquellos futbolistas que tuvieron un buen rendimiento en el Club y que han sido o serán tentados por equipos de categorías superiores. Confiemos en el buen criterio del Consejo y la suerte en la confección de la plantilla.



@pgarcia_ramos

Continuidad