Juan Carlos Vidal: “Solo deseo que el Sin Querer dure otros 100 años”
lll
17º-23º

Juan Carlos Vidal: “Solo deseo que el Sin Querer dure otros 100 años”

Juan Carlos Vidal, presidente del Sin Querer, posa con la camiseta del club en un partido conmemorativo del centenario | quintana

Usuario

La SD Sin Querer cumple 100 años, un hito espectacular para el club modesto decano del fútbol coruñés. El presidente de la entidad, Juan Carlos Vidal Yusta (A Coruña, 1964), después de 19 años en el cargo, todavía no se cree que su suerte al poder estar al frente de la entidad del barrio de San Roque el año de su centenario. “Es un placer y un honor”, reconoce el mandatario, que analiza la situación del club y los actos conmemorativos de un 2022 para el recuerdo.

 

 

¿En qué situación se encuentra el Sin Querer?

En este momento tenemos dos equipos, uno de Veteranos,  que a pesar de tener como nombre Restaurante Manolito es del Sin Querer, y otro en Tercera Regional con el que hemos quedado campeones pero no pudimos ascender en la fase. Incluso nos estamos planteado hacer un equipo femenino y recuperar la base. Por desgracia, la gente no te ayuda mucho. Los clubes modestos tenemos muchos problemas y no podemos ser como los colegios, que tienen Benjamín Z. Eso en el apartado deportivo. Económicamente es un club saneado, como siempre digo, que no debe nada a nadie. No nos sobra el dinero, como creo que a ningún club de Coruña, pero no tenemos que andar pidiéndolo. Siempre hay algún patrocinador que ayuda.

 

¿Qué significa presidir el club modesto más longevo de A Coruña?

El Sin Querer es el club decano del fútbol modesto coruñés. Han pasado 19 presidentes y yo soy el número 20. Nunca pensé que sería el presidente en el centenario, pero por circunstancias me ha tocado a mí. Nadie lo quiere coger, a mí me gusta mucho el fútbol y tengo fuerza. Es un placer y un honor que me haya tocado a mí ser el presidente en el centenario. Estoy muy contento y orgulloso.

 

¿Qué actos ha organizado el Sin Querer para conmemorar su 100º aniversario?

El primer acto que hicimos fue el pasado sábado el partido contra el San Pedro de Visma. Fue el primer rival del Sin Querer hace 100 años y 100 años después, gracias a la Asociación de Vecinos de San Pedro de Visma, revivimos el partido.

 

Es un placer y un honor que me haya tocado a mí ser el presidente en el centenario

 

 

¿Qué queda por delante para celebrar el centenario?

Tenemos más cosas para el mes de agosto. El 6 de agosto tenemos un partido contra el equipo más fuerte de Coruña, ya que al Depor no se nos ocurrió pedírselo, que es el Silva. Chechu (Vales) se portó muy bien y nos dijo al momento que sí, que era un honor para ellos. El 13 de agosto, en la Plaza de Náutica (Plaza Tolerancia) se va hacer una comida para socios y simpatizantes y para toda la gente que se quiera apuntar. Vamos a poner unas carpas y se va a degustar pulpo, caldeirada, empanada, bebidas y demás. Esperamos que sea una gran fiesta. Estamos poniendo carteles para la gente que se quiera apuntar. El mismo 20 de agosto también haremos una verbena donde van a actuar dos o tres grupos que están por confirmar. Esperemos que todo salga bien. Somos un club humilde, de muchos años, pero un club de barrio. Lo que más me interesa es que los socios y simpatizantes estén contentos. Por otro lado, me han hecho una sorpresa haciendo el nuevo himno del Sin Querer, que escucharemos por primera en la fiesta. Este mes también habrá campeonatos de llave, petanca, billarda... Todo lo posible para que la gente se divierta.

 

¿Está siendo mucho trabajo?

Sí. Me gustaría dar las gracias sobre todo a la Asociación d de Vecinos de San Roque-Labañou. Se han portado genial con nosotros. Y también quiero agradecer a muchisimos establecimientos de Coruña que han colaborado. Estamos haciendo la revista del centenario y gracias a la publicidad que van aportando podemos hacerla. Y también estamos haciendo un documental contando cómo era San Roque antes y el Sin Querer de antes. Es algo que le va a gustar mucho a la gente. Lo están montando con entrevistas a antiguos presidentes y con mucha gente que nos vino a contar sus anécdotas sobre el barrio y el club. Lleva mucho tiempo querer hacer las cosas lo mejor posible. Quiero agradecer a mucha gente y mis disculpas si nos olvidamos de alguien.

 

¿Cuáles son los objetivos que se marca el club a corto plazo tras el centenario?

Este año ya vamos un poco tarde para crear el equipo femenino y recuperar algún equipo de la base. Con la pandemia y la preparación del centenario, que las cosas no se hacen en dos días, se nos ha hecho tarde. Pero estamos mentalizados de hacer al menos dos o tres categorías de niños para el próximo año. Pienso que todos los clubes de fútbol modesto deberíamos tener equipos de fútbol base, que es lo más bonito que hay. Si pudiéramos, los haríamos todos, incluso el femenino, pero no hay gente que quiera colaborar.

 

¿Cómo le ha afectado la pandemia al Sin Querer?

Lo hemos pasado mal, como me imagino que todos los clubes. Hemos estado parados sin ingresos y sobreviviendo como podemos. Le damos las gracias al Ayuntamiento  de A Coruña por la ayuda económica que nos da y a la AFAC por esa labor de distribución del dinero. Si no fuera por eso, muchos no estaríamos sobreviviendo. Además, en lo deportivo, en la temporada anterior íbamos a ascender casi seguro a Segunda Regional y la pandemia cortó la competición. Llevamos dos o tres años quedando campeones o arriba y no conseguimos ascender  por una cosa u otra. Pero bueno, ahora ya está y hay que seguir. Siempre hay alguna traba para poder ascender pero somos felices igual, en Tercera o en Segunda.

 

La historia que tiene este club es muy importante, me llena de orgullo

 

 

¿En qué quiere diferenciarse el Sin Querer de los demás clubes?

Aquí en Coruña todo el mundo conoce el Sin Querer, sobre todo la gente de 50 para arriba. Tú le hablas a alguien del Sin Querer y todo el mundo lo conoce. Y todo el mundo te dice: ‘Ah, el Sin Querer, el de la pista de baile’. Hace muchísimos años teníamos una pista de baile en San Roque. Este club no solo tenía fútbol. Había boxeo, hockey, ajedrez, la pista de baile… Era un local social donde mucha gente, no solo de Coruña, venían a bailar a esa pista. En las entrevistas para el documental escuchamos a gente mayor que te cuentan unas cosas que se te queda la boca abierta. Anécdotas de cuando eran jóvenes, que iban a bailar allí y que allí conoció a su marido. Eso te llena de orgullo. Parece una chorrada pero la ilusión y la historia que tiene este club es muy importante. Me llena de orgullo.

 

¿Qué le aporta al Sin Querer formar parte de la AFAC?

Solo tengo buena palabras para ellos. Estamos 28 clubes de Coruña en la AFAC y la unión hace la fuerza.

 

¿Y cómo se ha portado el Ayuntamiento con el club?

Además de la Asociación de Vecinos y los establecimientos, que los quiero poner uno por uno en la revista, el Ayuntamiento se ha portado muy bien con nosotros. Sobre todo Mónica (Martínez) y Alfonso (Hermida) se han portado genial con el club. Siempre pendientes de si necesitamos algo y aportando ideas. Estoy muy agradecido.

 

¿Qué deseo tienes de cara al futuro para tu club?

Solo deseo que este club dure otros 100 años. Yo no lo veré, por supuesto, pero ojalá que siga existiendo. Que el próximo presidente que venga, que le tenga cariño al club, que lo trate bien y no lo deje ir cuando vienen momentos malos, que los hay. Yo hablo con otros presidentes y todos, no solo yo, en algún momento nos venimos abajo y decimos ‘ya no aguanto más’. Pero aguantamos y aguantamos. Solo pido eso, que este club no desaparezca nunca. Solo pido eso. 

¿Disfrutas de tu cargo como presidente?
He tenido momentos muy buenos y también momentos de bajón, como en la vida, pero soy una persona que cuando me vienen las cosas mal es cuando cojo el toro por los cuernos y me digo ‘tengo que luchar para que esto no se venga abajo’. Tengo ese carácter y creo que si me hubiera marchado hace unos años, no sé si ahora estaríamos hablando del centenario del Sin Querer.
 

¿Ves cercano tu final en el cargo?
Ahora mismo estoy con fuerzas pero todo tiene un final. Tengo mucha fuerza para seguir aguantando. Aunque si yo supiese que va a venir una persona joven que le tenga cariño al club y que lo pueda hacer mejor que yo, lo dejaría mañana mismo. Lo que quiero es delegar en alguien que cuide el club. Yo estoy aquí sin ánimo de lucro. En 19 años lo único que ha costado es dinero. No he gastado fortunas pero procuro que no me cueste nada ni a mí ni a ningún directivo. Son 19 años y a ver los que aguanto, pero si viniese alguien con ganas, me haría a un lado. Por el bien del club. 

Juan Carlos Vidal: “Solo deseo que el Sin Querer dure otros 100 años”

Te puede interesar