Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Iván Carril: “En el Deportivo hay mejor cantera que antes”

Iván Carril, entrenador del Noia, durante un partido disputado O Carral frente al Sofán | Foto: Raúl López
|

Iván Carril Regueiro (Boqueixón, 1985) se define como un “aficionado más del Depor” pero no hay tantos aficionados blanquiazules que hayan debutado en Primera División con el club coruñés siendo canteranos. El exfutbolista, extremo veloz y habilidoso, defiende ahora como entrenador los colores del Noia en Tercera RFEF y mañana, si la pandemia da un respiro, regresará a Abegondo para enfrentarse a un Fabril donde él se dio a conocer.


¿Cómo está el Noia después tanto tiempo sin competir?

Estamos como podemos. Seguramente no seamos el equipo en las mejores condiciones para entrenar por culpa del COVID, de lesiones, del parón, la incertidumbre del partido aplazado contra el Polvorín, la presión por empezar la competición después de las navidades... El lado bueno es que los tres partidos que preparábamos, tanto Ourense CF, como Lugo, como Fabril, son contra rivales parecidos.

¿Te preocupa haber jugado dos partidos en mes y medio?
Nos venía muy bien entrenar e ir recuperando gente importante. Me preocupa más eso que el hecho de no haber podido jugar. Nuestra principal preocupación es ir recuperando a gente que tiene que ser importante, que pueda acumular sesiones de entrenamiento y que pueda dejar atrás problemas físicos. A partir de ahí, tendremos más herramientas para plantear partidos, resolver situaciones que se den y ojalá parecernos más al Noia de principio de temporada. Hay jugadores que, por las lesiones de otros, han tenido que jugar muchos minutos. En algunos casos ha servido para demostrar que están preparados para el reto de jugar en Tercera y en otros son jugadores que a lo mejor ya están pidiendo un poco de descanso.



Hemos demostrado en el Noia que podemos competir en Tercera contra cualquier rival 


¿Hay más motivos, además de las lesiones, para explicar el bajón de resultados tras el espectacular inicio de curso?
En nuestro caso mantenemos mucho el bloque del ascenso y teníamos es camino andado. Es cierto que pasamos de ser un equipo dominador a un equipo que se tiene que adaptar y vivir mucho más tiempo sin balón, pero empezamos con muchas ganas e ilusión, se fueron dando los resultados y fuimos demostrando y demostrándonos que podíamos competir en Tercera contra cualquier rival. Después, quizá tanto azúcar y tanto hablar tan bien de nosotros, unido a alguna baja y a que estábamos teniendo más fortuna de la que tuvimos después, hizo que se cayeran varias cosas que afectaron a que el inicio fuera tan bueno y después encadenáramos una racha tan mala.

¿Has conseguido ver el Noia que querías a pesar del cambio de categoría?
Sí, por momentos sí. Hubo algún partido en el que estuvimos muy lejos del rendimiento que podemos dar pero son los que menos. Tuvimos buenos momentos, siendo un equipo muy competitivo, valiente, defendiendo lejos de la portería, un equipo que se atrevía a hacer cosas con balón, que le dificultaba al rival robar, y todo eso contra jugadores contrastados y proyectos ambiciosos. Eso te hace sentir orgullo por los chavales, por cómo se involucran, compiten y llevan esa idea al campo.

¿El Noia está capacitado para asentarse en Tercera RFEF?
Ese es el reto, es la intención que tenemos. Las últimas dos veces que el Noia ascendió, descendió a la temporada siguiente. Sabemos que es muy difícil porque nos toca competir en la zona con un Compos dominador en Segunda RFEF, que es una categoría que es el objetivo de los jugadores. Nos toca convivir con Arzúa y Estradense, que peleamos por el mismo mercado de jugadores, y con el Boiro en preferente que también te puede robar futbolistas. Quizá otros años el mercado hubiera sido más grande o más fácil, este año quizá ha sido algo más complicado aunque ya teníamos un buen grupo y además incorporamos a gente joven, con ganas y que valorara la opción de mostrarse en Tercera. Esa es un poco la idea y el modelo a seguir. Sabiendo quien somos y de donde venimos. Estos son nuestros argumentos para intentar competir ahí y asentarnos.


Pese al resultado ante el Fabril, fue un partido del que nos fuimos muy reforzados 


El Noia empieza el 2022 en Abegondo contra el Fabril. ¿Cómo se le puede hacer daño al filial blanquiazul?
Tenemos bastantes dudas de lo que nos podamos encontrar porque no juega el primer equipo y juegan los chavales la Copa del Rey al día siguiente. Como es un equipo muy joven que no siempre cuenta con los mismos jugadores, tenemos alguna duda en cuanto a nombres. En cuanto a la propuesta y a la intención, esperamos un equipo intenso, combinativo, atrevido y que nos va a exigir un montón. Nos va a exigir sin balón y con balón que circulemos bien y no tengamos pérdidas en inicio. Es un reto exigente y bonito. Es un día en el que podemos salir reforzados haciendo un buen trabajo defensivo.

¿Qué recuerdas del partido de la primera vuelta tras ese 0-3 en un cuarto de hora?
Pese al resultado, es un partido del que nos fuimos muy reforzados. Nos equivocamos claramente ejecutando mal la decisión correcta. A veces eso pasa. Se junta todo en un partido y en quince minutos, pero luego nos quedaba un reto muy exigente por delante, que era mantener el partido, seguir compitiendo y no dejarte ir. Y el equipo compitió muy bien. Salimos reforzados porque son de los errores que no hace falta decir nada. Luego hicimos otras muchas cosas bien. Apretamos muy arriba a un equipo con gente rápida y habilidosa, tuvimos que llevar el peso del partido y defender con muchos metros a la espalda. Muchas cosas que si hicimos contra el Fabril, otros equipo no nos van a exigir tanto. Siempre teniendo claro el toque de atención pero ojalá pudiéramos repetir muchos tramos de ese partidos sin esos tiros en el pie.

¿Cómo estás viendo a este Fabril tan joven de Óscar Gilsanz?
A mí me gusta la propuesta de club. Un Fabril joven con futbolistas que puedan acabar llegando al primer equipo y un Fabril que pueda acelerar esas etapas. En el fútbol base tiene que ser ese el objetivo. Después ya saben que tienen que lidiar con que a veces eso te penalice porque es gente joven e irregular que tiene que aprender de muchas situaciones. Me parece que ahí hay mucho talento, que con lo que consiguieron los juveniles el año pasado es normal que los fogueen y les intenten dar mayor visibilidad porque además creo que tienen argumentos para pelear ese playoff.

¿El partido es especial para ti?
Sí, soy un aficionado más del Depor que tuve la suerte de jugar y pasar muchos años ahí y cada vez que puedo jugar contra ellos es un aliciente más porque es mi club y es un reto enfrentarte a ellos porque son la referencia a nivel de Galicia. Además, siempre es bonito volver a un sitio donde estuviste tantos años y tan bien.


Va a ser más barato y mejor (renovar a canteranos) que lo que puedas traer de fuera 


¿Cómo has visto la evolución de la cantera del Deportivo desde tu estancia en el club hasta ahora?
Es difícil valorarlo porque ahora no estoy dentro. Cuando me tocó vivirlo allí estaban empezando a establecer esa base y esa cantera. Venían de esos años que el Depor solo tenía juvenil y se fueron dando pasos hacia delante. En primer lugar, se crearon las instalaciones, que son la leche y ya las pudimos disfrutar y estrenar, y después a nivel de cantera hay cosas que me gustan mucho y otras que no me gustan tanto. Eso sí, en cuanto a la formación del futbolista sí que se caminó hacia adelante y no puede ser de otra manera. Al final la gente que entrena ahí es gente muy formada, que tiene un montón de medios y herramientas a su alcance, y además el club tiene la posibilidad de captar a muchos futbolistas. Quizá hay algunas carencias que pueden tener los futbolistas de hoy en día porque generacionalmente van cambiando, ganando una cosas y perdiendo otras, pero sí que creo que hay mejores futbolistas y cantera que antes. Otra cosa ya es la salida que se le dé a esos futbolistas. Se le dio antes, por ejemplo en mi caso, por decisión de un entrenador que defendía esas ideas. Eso permitió demostrar que el Depor también tenía su cantera. Buena o mala pero que tenía ahí un fútbol base. Y tu cantera, si quedas campeón de España, mala no es. Todos los jugadores necesitan un lugar y un momento para mostrarse y además coincide en un momento en el que el primer equipo no está peleando en la élite. No digo de ponerlos a jugar en el primer equipo si no están preparados porque a veces queremos poner a un jugador antes de tiempo y lo que hacemos es perjudicarlo, pero esos futbolistas ya demostraron a nivel nacional que están a muy buen nivel. No digo todos pero sí hay cositas como ahora Trilli y Noel que van teniendo esos minutos en el primer equipo. Es un primer paso. Tiraron la puerta del primer equipo y al menos vamos viendo futbolistas de aquí, de casa, que es lo que nos gusta ver a los aficionados. Luego son jugadores que vas a tener que renovar y es difícil porque le van a salir muchas novias pero siempre va a ser más barato y mucho mejor que lo que puedas traer de fuera.

¿Hay algún canterano del Depor, que esté en el primer equipo o en el Fabril, que te despierte especial predilección?
En el Fabril me gustan tanto Juan (Rodríguez) como (Dani) Barcia por el perfil de jugadores que son, centrales y zurdos, que eso se paga y se busca en el fútbol. Tienen mucho futuro de Mella y Yeremay, es ese perfil de jugadores que te apetece ver por ser canteranos, descarados y habilidosos. Luego están Trilli y Noel pero ellos ya están un poco más en los ojos de la gente, sobre todo Noel, que es otro por el que hay que hacer un esfuerzo porque estas cosas no te salen, no aparecen.

¿Y cómo ves al primer equipo del Depor?
Muy bien. Por la solidez, porque concede muy poco atrás y porque tiene los pies en la tierra. Además, es un año en el que el formato por fin premia de verdad al primero. Por lo tanto, aunque queda mucho, es un objetivo que lo ves real y merece ese sobreesfuerzo. Lo que me da esperanza es que desde atrás sea un equipo tan sólido y que arriba tiene gente contrastada que no necesita mucho para producir. Tiene las bases sólidas de un equipo que puede acabar arriba del todo.

Te diste a conocer en el Fabril y en el Depor pero después desarrollaste una amplia carrera en multitud de clubes y países. ¿Con qué te quedas?
Salí con 15 años de casa a Barcelona y después volví a Galicia y tuve la oportunidad con el Depor que todo canterano y todo chaval sueña de debutar en Primera. Y después pude utilizar el fútbol para viajar y ver otras culturas y otras formas de ver el fútbol. Eso es lo que más me llevo. Me llevo experiencias muy buenas como haber jugado aquí en Primera División, haber jugado en Austria la Europa League y haber ganado algunos títulos. Para un jugador como yo, que era un jugador muy normal, me pone muy contento repasar todo eso. Quizá al inicio esperaba una carrera mucho más meteórica, yo estoy contento con mis errores y mis aciertos.

Por último, ¿cómo fue la decisión de convertirte en entrenador?
Estando ya en el Depor, con 21 o 22 años, hice el primer nivel de entrenador. Ya me llamaba la atención. Y en mis últimos años, que estuve en Nueva Zelanda y en Noruega, estaba jugando y a la vez cogía el sub-16 de esos equipos. Ya estaba mucho tiempo lesionado, veía más el fútbol desde fuera que desde dentro y lo tenía clarísimo. Quizá si no hubiera pasado tanto tiempo lesionado en el tramo final, me esperaría un poco más y no saldría todo de forma natural. Pero fue así como salió. Sabía que en el fútbol tenía que seguir porque es lo que me encanta, realmente es lo único que sé hacer y lo disfruto muchísimo. 



Iván Carril: “En el Deportivo hay mejor cantera que antes”