Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Atletismo | Extraordinaria edición en Nerja

Mauro Triana, Paula Piñón y Menchu Sánchez Parrondo fueron tres de los competidores que estuvieron durante el fin de semana en este Campeonato de España | jct
|

102 ediciones de los campeonatos de España. Una competición que llegaba por primera vez a la localidad malagueña de Nerja, si bien ya albergó el Nacional sub-23 en 2002 y 2021, y el sub-18 en 2010.


Se presentaba con una cantidad de alicientes que hacía muy especial esta edición. A los títulos en juego se une la trascendencia que tenía de cara al Mundial de Eugene y el campeonato de Europa de Múnich. Era la última oportunidad de conseguir el billete para el Mundial, y también para poder cumplir los criterios específicos de preselección establecidos por la Dirección deportiva de la RFEA.


El nivel de la competición fue altísimo, superando todas las expectativas. Se batieron 21 récords de España de todas las categorías, destacando el estratosférico registro de triple salto de Jordan Díaz con 17,87 +1.2 y el de Sara Gallego en los 400 metros vallas con 54.34.


En clave gallega se batieron los récords de 10.000 metros marcha a cargo de los hermanos Chamosa, Dani y Antía, así como el del 200 femenino a cargo de Adi Iglesias.


La expedición gallega se hizo con tres metales, el oro de la mugardesa Belén Toimil en lanzamiento de peso, la plata de viveriense Adrián Ben en los 800 y el mismo metal para la jabalinista Lidia Parada.

 

 

Una baja


En la localidad malagueña se dieron cita hasta un total de ocho atletas coruñeses, que tendrían que ser nueve si no fuera porque el covid se interpusiera en el camino de la mediofondista Laura Santos el día anterior de viajar a tierras andaluzas.


Adrián Pérez tomaba parte en los 100 lisos. El corte para acceder al campeonato era realmente alto, como en todas las pruebas, algo que llevó a la indignación y protesta de todo el tejido atlético nacional.


Adrián llegaba con una mejor marca de la temporada de 10.58. Como parte positiva la pista tiene ‘doble cola’, con lo que siempre se corría y saltaba a favor de viento para facilitar la consecución de registros. El pase a semifinales se conseguía entrando entre los tres primeros de cada eliminatoria y las cuatro mejores marcas posteriores. El del Barcelona se metía tercero en su eliminatoria con la mejor marca de la temporada 10.56 +0.8. Una lesión le impidió correr la semifinal.


En la velocidad teníamos a dos representantes. Un clásico, Mauro Triana, que en el año de su transición a los 400 metros vallas y lisos, tomaba parte en su prueba fetiche, los 200. Lograba el billete para Nerja gracias a su marca de pista cubierta, llegaba con unos discretos 21.97 en su única participación esta temporada en la distancia. Sacó el tarro de las esencias en las eliminatorias para irse hasta los 21.34 +2.4 para meterse en semifinales. Ya en la misma le tocó la calle uno, una calle muy cerrada, aun así logró un crono de 21.65 -0.5, lo que le sitúa líder gallego del año.


Ana Iglesias, afincada esta temporada en Sevilla por motivos académicos, entraba en los 100 y 200 lisos en una gran temporada donde fue destrozando paulativamente sus registros. En el hectómetro lograba entrar en el selecto grupo de las que lograron bajar de los doce segundos para parar el crono en 11.99 +0.6, pero no fue suficiente para progresar a semifinales.


En el doble hectómetro llegaba con un registro de 24.60, en su eliminatoria entró con un registro de 24.70, cerca de su marca, pero que era suficiente para meterse en semifinales. En la misma entró en séptima posición para terminar con un crono de 24.76 +1.5 sin el premio del pase a la final.


La representación de la prueba de vallas corrió a cargo de Teresa Rodríguez Miguélez. La coruñesa llegaba con una mejor marca de 14.41. En las eliminatorias lograba su mejor marca personal para dejarla en 14.39, pero sin el premio de la progresión a semifinales.

 

 

Jabalina


Todas la esperanzas de medallas coruñesas pasaban por la prueba de jabalina femenina. Hasta tres atletas herculinas en liza, Yulemnis Aguilar, Menchu Sánchez Parrondo y Paula Piñón.


La atleta cubana no tenía opción de subir al podio y ni tan siquiera el acceso a los tres intentos de mejora por su condición de extranjera. Le valió un único lanzamiento para demostrar que hasta a otro nivel, con 64,17 metros.


Menchu Sánchez llegaba con la pretensión de poder volver a repetir el podio de la temporada pasada en Getafe, algo habitual en ella en las últimas temporadas, mientras que la Paula Piñón, la más joven, optaba a todo.


Precisamente Paula Piñón, en lo que es un clásico en sus competiciones, en su último intento escaló hasta la quinta posición. Su serie sería 44.29 – 45.66 – x -45.78-44.95 y 47.32, este fue su mejor lanzamiento. Menchu Sánchez-Parrondo se tuvo que conformar en esta ocasión con la sexta plaza. Los últimos cuatro lanzamientos fueron cuatro nulos. Demasiado lastre para sus aspiraciones. Sus únicos dos lanzamientos válidos serían de 46,81 y 41,99 metros, lo que le valieron la sexta plaza final. l

Atletismo | Extraordinaria edición en Nerja