Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El brigantino Carlos Arévalo y sus compañeros, oro en K4 500

Los palistas, satisfechos tras las series de clasificación | aec
|

Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, subcampeones olímpicos, conquistaron el oro en los Campeonatos del Mundo de piragüismo sprint de Halifax (Canadá), con exhibición de autoridad por delante de Alemania y Ucrania.
 

España ganó el pulso a la campeona olímpica, Alemania, en una distancia que se verá en París 2024. El cuarteto se mostró poderoso, dominando la prueba desde el paso por los 200 y con un final inalcanzable para sus rivales que les hizo llegar exhaustos con una marca de 1:20.83. 
 

Los españoles rebajaron en casi un segundo la marca que les dio acceso a la final, la tercera en las series de clasificación.
 

Carlos Arévalo tendrá mañana una nueva oportunidad para subir al podio, esta vez en la prueba de K1 200.
 

Por otra parte, Tano García y Pablo Martínez conquistaron el oro en el C2 500. Las buenas sensaciones de los sevillanos, mejor tiempo en las tres series de clasificación, se confirmaron en la gran final en la que se proclamaron por primera vez campeones del mundo. La dupla venía de ser novena en el pasado Mundial y realizó una marca de 1:46.32, 48 centésimas por delante de los polacos Wiktor Glazunow y Tomasz Barniak y 58 a los chinos Kao Liu y Bowen Ji.
 

Además, España igualó la marca de medallas del pasado Mundial a falta aún de un día de competición, con su tercer éxito de hoy, protagonizado por Teresa Portela y Sara Ouzande en K2 200. Se quedaron a 20 centésimas del oro húngaro, volcando incluso a la llegada por el gran esfuerzo para lograr la plata con apenas 3 centésimas de ventaja (38.96) sobre las canadienses, quienes terminaron terceras.

El brigantino Carlos Arévalo y sus compañeros, oro en K4 500