Arévalo recibió el cariño de sus vecinos tras los dos oros mundiales
lll
17º-23º

Arévalo recibió el cariño de sus vecinos tras los dos oros mundiales

El deportista fue el encargado de inaugurar las fiestas | patricia g. fraga

Usuario

Betanzos vivió ayer otro día grande. Y no solo por el comienzo de sus fiestas. Ya hace un año recibían con todos los honores al piragüista Carlos Arévalo, que acababa de conseguir la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio, en la prueba de K4 500. En este caso, regresaba del Mundial de Halifax (Canadá) con dos oros, uno también con el cuarteto y otro en K1 200.


La alcaldesa de Betanzos, María Barral, destacó que “tengo a mi lado a un betanceiro muy, muy grande, nada más y nada menos que bicampeón del mundo”.


Por su parte, Arévalo incidió en que “como deportista y betanceiro, lo primero dar las gracias por estar aquí, porque representa mucho para mí, y a Betanzos por el apoyo”. Consideró que es un honor “llevar este pueblo a todas partes del mundo a donde voy, presumir de ser de aquí y de la buena gente que hay en él”.


Del mismo modo, el palista señaló que “quiero dar las gracias a los pequeñitos. Que puedan estar ahi en el futuro, que puedan buscar un ejemplo a seguir y animarles a continuar con el deporte, que os va a traer experiencias personales en la vida”.


Del mismo modo, dio las “gracias a toda la corporación municipal y mi novia, familia y todos los amigos que sois parte de esto”, para finalmente incidir en “una cosa que me han permitido y me hace mucha ilusión. Quedan inauguradas las fiestas”. 

Arévalo recibió el cariño de sus vecinos tras los dos oros mundiales

Te puede interesar