Jacobo Copa: “Mentiría si dijese que no me gustaría jugar en el Liceo”
lll
17º-23º

Jacobo Copa: “Mentiría si dijese que no me gustaría jugar en el Liceo”

Jacobo visitó las instalaciones de este diario con la medalla de oro y el trofeo del quinteto ideal | Patricia G. Fraga

Usuario

El futuro del hockey patines coruñés tiene nombre y apellidos: Jacobo Copa Chas (15 de febrero de 2006) levantó el sábado su segundo Campeonato de Europa sub-17. El capitán de la selección española se define como “un friki del hockey”, habla con una madurez impropia para su edad y se fija en los mejores, pero no se quiere parecer a nadie: “Quiero ser Jacobo Copa”. Ahora se tomará unos días de descanso antes de empezar a preparar la temporada de OK Liga Plata con el Dominicos. Su sueño, como no podía ser de otra forma, es vestir algún día la camiseta del Deportivo Liceo.

 

Un año después vuelves con el título europeo sub-17, ¿qué significó para ti hacerlo con el brazalete de capitán?

Es súper especial y me llena de orgullo porque mi padre (Juan Copa, entrenador del Liceo) fue el primer jugador no catalán en ser capitán de la selección española sub-17.

 

Titular todos los partidos, en la final contra Portugal (7-6) marcaste dos goles y diste una asistencia.

En el campeonato tuve más protagonismo y peso que el año pasado. Agradezco la confianza del seleccionador y el cuerpo técnico.

 

La final empezó con un 0-2 para los portugueses.

Los primeros minutos fueron un poco trampa. Creo que nos pudo un poco la presión o quizá los nervios de ver a tanta gente y querer meter gol. Nos hicieron dos muy rápido y, a partir de ahí, empezó otro partido. Con paciencia y tranquilidad, confiando en lo que llevábamos trabajando todo el mes, conseguimos hacer el 1-2 y el 2-2 bastante rápido.

Es súper especial y me llena de orgullo ser el capitán de la selección española

 

En el decisivo 7-5 asumiste la responsabilidad de lanzar la falta directa.

El día anterior habíamos hablado de que Miki (Miquel Escala) o yo tiraríamos la segunda. Fui hacia la bola, vino Miki y le dije “Sí, la tiro yo, confía en mí que la voy a meter”.

 

¿Estudiaste al portero antes del partido?

Me gusta investigar los puntos débiles de los porteros y con Ramón (entrenador de porteros) y los entrenadores Carlos Cortijo y Guillem Cabestany hacemos ‘scouting’ en el vídeo. Sabía que tenía que buscarle el sobaco, un sitio en el que los porteros sufren mucho.

 

Primer lleno en el Olímpic de l’Ateneu desde hace muchos años, más de 1.500 personas.

Ya conocía la pista y su historia. Había visto vídeos de la grada llena en partidos del histórico Noia, pero yo nunca había vivido un ambiente parecido. Le pregunté a mi compañero Pau (Andreu), que juega en el Noia, si iba a venir gente a vernos y cuando empezó el campeonato me extrañó ver a bastante público contra Suiza e Inglaterra. El miércoles contra Francia y el viernes contra Italia había mucho más y en la final flipé cuando vi el pabellón lleno de gente animándonos. “Hoy es nuestro día”, pensé.

 

Se acaba tu etapa sub-17, ¿cuáles son tus próximos retos?

Ahora voy a descansar porque mentalmente y físicamente ha sido un verano duro. Hay gente que piensa que esto es solo un campeonato, pero llevamos haciendo controles desde Semana Santa y este verano no he parado.

Conocía el Ateneu y su historia, pero nunca había vivido un ambiente parecido

¿Y después?

Me voy a centrar en el Dominicos, que es mi club de toda la vida. Esta temporada me gustaría volver a ser campeón de España juvenil, el reto de llegar a la selección española sub-19 y hacer alguna cosita más con el equipo de OK Plata.

 

¿Y el objetivo del ‘Domi’?

Nuestro objetivo es mantener la categoría y, a partir de ahí, mirar hacia arriba, pero sin presión porque somos un equipo muy joven y con jugadores de la casa.

 

¿Recuerdas cuándo empezaste a patinar?

Creo que tenía dos o tres años. Siempre digo que nací con los patines y el stick en la mano.

 

¿Cómo es ser el hijo del entrenador del Liceo, Juan Copa?

Hay gente que piensa que mi padre me dice “haz esto o haz lo otro”, pero no está tan encima, intenta mantenerse aparte. Me ayuda con algunos detalles, pero él hace su carrera y yo hago la mía. Vamos por separado.

Mi padre no está encima, intenta mantenerse aparte, hace su carrera y yo la mía

 

¿Se habla de algo que no sea hockey?

Vemos muchísimo hockey, partidos de la liga portuguesa y también de la liga italiana, por mi padrino (Pablo Cancela, jugador del Bassano italiano), pero también nos gusta ver fútbol, partidos de la Premier League o de LaLiga.

 

¿Cuáles son tus referentes?

Mis ídolos son mi padre y mi padrino. También aprendí mucho de Grasas (Joan Manuel) y Payero (Martín) el año pasado en el Dominicos, dentro y fuera de la pista. No sabría decirte un solo jugador. Intento coger cosas de los mejores, pero no me gustaría parecerme a nadie, quiero ser yo mismo, quiero ser Jacobo Copa.

 

¿Un sueño de futuro?

Mentiría si dijese que no me gustaría jugar en el Liceo, como cada niño que juega al hockey en A Coruña. Voy a ver todos los partidos y me encantó ver el pabellón lleno en los ‘playoffs’ de la OK Liga contra el Noia y el Reus. Pero eso está muy lejos todavía, cada año tengo que dar un pasito y pensar poco a poco en todo lo que quiero conseguir. 

Jacobo Copa: “Mentiría si dijese que no me gustaría jugar en el Liceo”

Te puede interesar