jueves 22.08.2019

Movemento e saúde, el deporte en Mesoiro desde otro punto de vista

Entrenamientos funcionales individuales, en grupo y en pareja; readaptación de lesiones, entrenamientos personales, servicio de fisioterapia, pilates y yoga en un centro único

Emilio (izquierda), Ismael, Ainhoa, Arturo y Toni, en las instalaciones del centro ‘Movemento e saúde’ | r.g.
Emilio (izquierda), Ismael, Ainhoa, Arturo y Toni, en las instalaciones del centro ‘Movemento e saúde’ | r.g.

El martes por la tarde nos recibe Ismael –máster de readaptaciones deportivas–. El resto del equipo se encuentra a pleno rendimiento, pero todos hacen una pequeña parada para atendernos. En la foto no sale Antonio Ares, pero también se encuentra en el centro. Ayer por la mañana nos espera Toni en uno de sus pocos ratos libres. Él nos lo explica absolutamente todo de ‘Movemento e saúde’, una iniciativa diferente.


“Intentamos relacionar todo entre fisio y entrenadores”, dice Toni


José Antonio Míguez Reimóndez es futbolista del Bergantiños desde hace seis años. En As Eiroas coincidió con Antonio Ares, que tiene varias clínicas de fisioterapia en la zona de A Coruña. “Al saber que estaba estudiando algo relacionado con el deporte, Antonio, con el que coincido en el Bergantiños, me expuso lo que pretendía hacer y empecé aquí”. La instalación está en la entrada de Novo Mesoiro, es de fácil acceso y no tiene problema para aparcar. “Esto era un piso piloto, lo vinimos a ver y nos gustó”, aclara Toni.
Pero, ¿en qué consiste ‘Movemento e saúde’? “Hacemos entrenamientos funcionales individuales, en grupo y en pareja; readaptación de lesiones, entrenamientos personales. También tenemos servicio de fisioterapia, pilates y yoga. En breve vamos a incluir una actividad de alta intensidad que se llama ‘movemento e golpeo’ –combinar golpes de manos y pies durante 60 minutos– para quemar calorías y mantenerse en forma”. 
Toni ha avanzado a este diario una de las nuevas iniciativas que tiene en mente el equipo de ‘Movemento e saúde’. “En el exterior del centro tenemos un circuito con obstáculos de mil metros cuadrados. Será algo único en A Coruña ya que no hay nada similar aquí y se inaugurará en enero”, explica el entrenador personal de este proyecto de salud.
Aunque Toni es la persona que se presta a explicar todo lo referente al proyecto de ‘Movemento e saúde’, el grupo de trabajo de la empresa lo forman cinco personas. “Isma y yo llevamos los entrenamientos personales y funcionales y pilates. También está Emilio, que es el fisioterapeuta y antes estuvo en el Órdenes y en la Selección Gallega; y Ainhoa, hija del exmasajista del Deportivo Antonio Ares. Y ha empezado mi hermano Arturo, que está acabando INEF”.
En cuanto a los entrenadores personales –Ismael y el propio Toni– explica cómo se reparten el trabajo. “Isma y yo nos compaginamos y nos repartimos todo. Él es más especialista en temas de readaptaciones porque hizo un máster de readaptaciones deportivas y yo en el de alto rendimiento. Estoy acabando el máster del COE”, indica Toni.
En este mes de noviembre se cumple el primer aniversario de la apertura de ‘Movemento e saúde’. “De momento nos va bien. Hace un año que abrimos, cada vez hay más gente pero lo que realmente importa es que la que viene está contenta y sigue con nosotros. Eso es lo que nos motiva”, explica.
El tipo de clientes de la empresa es muy variado, ya que incluyen a todo tipo de personas con o sin lesiones. “Antonio nos manda futbolistas y estamos intentando trabajar un poco más con gente especializada en el deporte de alto rendimiento. Ha venido recientemente una karateka que ha ido con la selección española, pero estamos abiertos a trabajar con diferentes tipos de deportistas”.

Un ejemplo
Soy un jugador de fútbol de Primera Autonómica y quiero alcanzar un nivel físico muy alto para poder llegar a una categoría superior. ¿Cómo me puede ayudar ‘Movemento e saúde’? “Lo primero que se hace es valorar con el fisioterapeuta si hay algún tipo de lesión y, a partir de ahí, se busca un trabajo específico según el deporte que realice”, indica Toni Míguez.
En cuanto al tipo de cliente con el que más trabajan los profesionales de esta valorada empresa, uno de sus entrenadores reconoce que “en entrenamientos personales e individuales, a quien más tratamos es a gente con lesiones, pero también a personas que quieren adquirir una mejor forma física”.

No es un gimnasio
La instalación y, sobre todo, el tipo de trabajo que se hace en este centro poco tiene que ver con lo que se puede hacer en un gimnasio convencional. “Es muy diferente a un gimnasio y, al principio, la gente no ve máquinas y se echa un poquito para atrás. Siempre damos una clase a prueba porque mucha gente no conoce lo que es el entrenamiento funcional y, normalmente, todos los que prueban se quedan. Es una hora de entrenamiento de alta intensidad y gente que va cuatro días al gimnasio sale mareado del cansancio en la primera clase porque se busca trabajar todos los grupos musculares al mismo tiempo”.
Entonces, ¿no se puede compatibilizar ‘Movemento e saúde’ con el entrenamiento en un gimnasio? “Se puede hacer, pero buscaríamos que el cliente no hiciese lo mismo en el gimnasio y con nosotros. Si en el gimnasio hace trabajo aeróbico, aquí haría fuerza o musculación, por ejemplo”.
Los profesionales de este centro se encuentran a personas que tienen adquiridos malos vicios en sus rutinas. “A veces viene gente con muchos dolores de espalda y se busca corregir la posición corporal, sobre todo con pilates y estiramientos. La gente que fuma se da cuenta de que haciendo este tipo de ejercicio puede encontrar la motivación para dejarlo”. Incluso han conseguido que alguna persona haya dejado de fumar. “Cuando hacen algún ejercicio determinado se dan cuenta de que les cuesta hacerlo o que les cuesta respirar y, aunque poca, ha habido gente que lo ha dejado”.
‘Movemento e saúde’ es para todos los públicos. “Cada sesión está adaptada a todo tipo de personas. Hay gente que cuando empieza cree que no es capaz, pero como son sesiones individuales, cada uno se adapta al tipo de carga y de esfuerzo que necesita”.
El interesado en disfrutar de los servicios de este centro no debería tener problema con los horarios. “El primer grupo que tenemos es a las nueve de la mañana y, a partir de ahí, ofrecemos los servicios hasta las diez de la noche y hay grupos durante todo el día. Siempre tratamos de adaptar los horarios a lo que necesita el cliente”, subraya Toni.
Uno de los aspectos más interesantes del centro es que todos los trabajadores están conectados. “Intentamos relacionar todo. Cuando viene un cliente que tiene una lesión, lo valora el fisio estando los entrenadores delante y, a partir de ahí, si necesita trabajar con él, hace unas sesiones de fisioterapia y después pasa a estar con nosotros, pero siempre es un trabajo conjunto”. En ‘Movemento e saúde’ está controlado todo lo que hace el cliente. "Es la principal diferencia respecto a un gimnasio porque allí, a veces, no hay quien controle cómo se hae cada ejercicio y aquí hay un entrenador que siempre está encima corrigiendo y dando instrucciones para que se hagan bien los ejercicios y no haya lesiones”.

Comentarios