martes 4/8/20

María Méndez: “No es un problema reconocer mis errores, son parte del fútbol”

La central asturiana del Deportivo Abanca, una de las caras nuevas esta temporada,
es campeona del mundo sub-17 y debuta en Primera Iberdrola a sus 18 años

La central asturiana golpea el balón durante un partido de esta temporada contra el Rayo Vallecano en Abegondo | Quintana
La central asturiana golpea el balón durante un partido de esta temporada contra el Rayo Vallecano en Abegondo | Quintana

María Méndez Fernández (10 de abril del 2001, Oviedo) es la jefa en la defensa del Deportivo Abanca. A sus 18 años se ha destapado como una de las jugadoras con más proyección del fútbol femenino español, ya juega con la selección sub-20 y por ahora no tiene límite. Una madurez impropia para su edad, la capacidad para salir con el balón jugado y el dominio del juego aéreo le caracterizan.

Campeona del mundo sub-17 en 2018, el pasado verano llegó al equipo blanquiazul procedente del Oviedo Moderno y enseguida se ha hecho un sitio en el once. El domingo contra el Levante cometió un error que acabó en el gol de la victoria granota (1-0). María no lo esconde y entona el mea culpa nada más empezar la entrevista. Por como habla y, sobre todo, por como juega, apunta a futbolista grande.

El Levante fue mejor en la primera mitad y el Depor, en la segunda, ¿merecisteis más?
El equipo compitió y la segunda parte fue nuestra. Ellas estaban incómodas y le pegaban arriba cada vez que recibían cuando son un equipo más de tocar la pelota. Creo que supimos cómo jugarles, las metimos en su campo y debemos de quedarnos con esa imagen ante un rival con ese presupuesto y esas jugadoras. 

Os faltó acierto en las áreas.
Un fallo mío le dio ventaja al Levante y en la segunda parte Paraluta, la portera, hizo muy buenas paradas.

Asumes el error.
Individualmente es una buena acción de Alba Redondo, pero yo fallé al no estar encima y, cuando se me gira en el área, ya no me dio tiempo a llegar. Fue una acción puntual y hay que decidir en cuestión de segundos. Soy autocrítica y tengo que seguir mejorando para no volver a cometer un error así.

Creo que no podemos pensar solo en conseguir la salvación, sino que podemos aspirar a algo más

Dice Manu Sánchez que eres muy exigente contigo misma.
Soy muy negativa conmigo misma, incluso cuando ganamos. No es un problema reconocer mis errores, forman parte del fútbol. Si no tuviese errores no estaría aquí y eso me va a hacer crecer para no volver a cometerlos.

La derrota no empaña el gran inicio de temporada: 22 puntos de 33 posibles, ¿sigue siendo la permanencia el objetivo?
Creo que no podemos pensar solo en conseguir la salvación, sino que podemos aspirar a algo más. Ahora mismo estamos en un buen momento y tenemos que seguir trabajando para mantenerlo.

Nadie se esperaba este rendimiento.
No somos conscientes de que estamos casi al final de la primera vuelta en cuarta posición y con los mismos puntos que el tercero. La clave de este equipo es que trabajamos  muy duro y vamos todas a una, en las victorias y en las derrotas.

¿Cómo valoras tu temporada de debut en Primera?
A nivel individual estoy muy contenta, me están saliendo las cosas muy bien y más no puedo pedir.

Siempre he sido una jugadora de salir con el balón jugado, me gusta esa responsabilidad

¿Qué diferencias encuentras entre Segunda a la máxima categoría?
Esta categoría nos enseña muchas cosas, sobre todo a competir cada partido contra rivales de un nivel muy alto, porque en Segunda competíamos de verdad solo uno o dos partidos cada temporada. Aquí hay que estar concentradas los 90 minutos, hay jugadoras con mucho nivel y experiencia, que saben llevar el peso de los partidos, y el ritmo de juego es mucho más alto.

Eres una figura clave para el equipo en el inicio del juego, ¿cómo te sientes en ese rol?
Siempre he sido una jugadora de salir con el balón jugado, este sistema me da esa responsabilidad y me gusta sentirme partícipe. Creo que, tanto las centrales como las laterales, estamos haciéndolo muy bien en ese sentido.

El sistema expone mucho a la defensa, ¿cómo lo llevas?
Es arriesgado porque pasar la primera presión es una de las bases en nuestro juego. Es cuestión de filtrar pases cuando nos aprietan con una o dos puntas, pero saliendo de ahí tenemos mucho ganado. El fútbol va de arriesgar y exponer, si no sería muy aburrido.

Has jugado con Laura y Noelia, ¿cambia la manera de afrontar los partidos?
Es cierto que Noelia tiene más experiencia en la categoría y Laura empezó la temporada después de una lesión de larga duración, pero el domingo cumplió perfectamente y eso que es diestra y juega en el perfil izquierdo, que nunca es fácil. Son dos centrales bastante buenas y con las dos me siento súper cómoda.

¿Te ha sorprendido el impacto mediático del equipo en las televisiones y redes sociales?
Todo el mundo está súper involucrado y es verdad que la gente sigue mucho al Depor y opina con criterio, pero no podemos venirnos arriba, tenemos que seguir adelante para mantener esta imagen. 

¿Contabas con el apoyo masivo de la afición en Abegondo?
Es impresionante el impacto que estamos teniendo en Coruña y toda la gente que viene a vernos a Abegondo. Tenemos que agracederles todo el esfuerzo que hacen por nosotras.

¿Para cuándo un partido en Riazor?
Jugar un partido de liga en Riazor sería como un sueño, pero en Abegondo estamos muy contentas y llenar el campo casi cada partido es muy significativo.

¿Cómo se gestó tu fichaje por el Deportivo? 
Fue cuestión de poco tiempo. El Depor me llamó cuando casi había ascendido y, para mí, era una oportunidad enorme que no podía dejar de lado. Fue todo más fácil porque ya conocía a Iris, Érika, del Oviedo, y Teresa, de la selección. Estoy muy contenta de haber tomado la decisión de venir aquí.

Me han tratado como una más desde el primer momento y es algo importante para coger confianza

Llegas a un club campeón, ¿qué te ha sorprendido?
La profesionalidad y, a la vez, la familiaridad. Me han tratado como a una más desde el primer momento y es algo importante para coger confianza pronto con las compañeras y el cuerpo técnico y poder asumir esa responsabilidad que tengo dentro del equipo.

La explosión del femenino ha coincidido con el peor momento histórico del masculino, ¿os afecta?
El fútbol es un deporte de rachas y esperemos que puedan salir de esta situación. A nosotras también nos afecta y solo podemos animarles para que puedan conseguir una victoria cuanto antes.

El Consejo de Administración ha anunciado su dimisión, ¿te preocupa el futuro?
La situación es un poco rara de momento y estamos a expensas de lo que pueda pasar, pero lo mejor es normalizar estas cosas y seguir trabajando como hasta ahora.

El 20 de diciembre es la fecha límite para la firma del primer convenio colectivo del fútbol femenino, ¿cómo vives la situación?
Espero que después de todo este tiempo se pueda solucionar y lleguemos a las Navidades con el convenio firmado. Nosotras tenemos que seguir trabajando y entrenando hasta que se llegue a un acuerdo. Para mí esta es una situación nueva, pero tenemos que luchar por nuestros derechos y para que nos los reconozcan como merecemos.

Cuando ganamos el Mundial sub-17 estaba en una nube, es lo mejor que me ha pasado
¿Eres muy futbolera?
Los fines de semana veo muchos partidos, de fútbol femenino todos los que puedo, y de masculino intento ver al Deportivo, si puedo en Riazor, al Oviedo y también al Real Madrid y al Barcelona.

¿En qué futbolistas te fijas?
Mapi León es una referencia para mí, me encanta su personalidad y estilo dentro del campo. Es muy regular y da la talla en todos los partidos. En el masculino me quedo con Sergio Ramos y Varane.

Eres campeona del mundo sub-17, ¿cómo recuerdas aquel momento?
Es lo que mejor me ha pasado a nivel futbolístico. Éramos jugadoras que habíamos ganado un Europeo, pero que no sabíamos lo que era un Mundial y lo acabamos ganando. Recuerdo que estábamos en una nube. Fue muy importante no solo para nosotras, sino para todo el fútbol femenino.

Tienes edad sub-19, pero juegas en la sub-20, ¿ves más cerca la posibilidad de llegar a la absoluta?
Subir con la sub-20 es un premio y poder estar entre las jugadoras que van al Mundial sería genial, pero tiempo al tiempo. La absoluta queda muy lejos para mí, aunque no lo descarto. Es el sueño de cualquier jugadora española.

María Méndez: “No es un problema reconocer mis errores, son parte del fútbol”
Comentarios