martes 15.10.2019

Primera Iberdrola (J1): Esto es el Depor

El equipo blanquiazul escribe el primer capítulo de su historia en la máxima categoría
con una gran victoria ante el Espanyol gracias a los tantos de Alba Merino (2) y Peke

Alba Merino, protagonista al anotar el primer gol del Depor en la categoría de oro | Javier Alborés
Alba Merino, protagonista al anotar el primer gol del Depor en la categoría de oro | Javier Alborés

Llegó por fin el esperado debut del Deportivo Abanca en la máxima categoría. Y fue un estreno por la puerta grande, con una victoria incontestable ante el Espanyol. Nada mejor que un partido con tensión, polémica y emociones fuertes para enganchar a la afición. Respondió la hinchada blanquiazul con un lleno en Abegondo. Y le regaló el equipo los tres primeros puntos de su historia en la Primera Iberdrola.

El Depor es joven e inexperto. No se notó en su puesta de largo. Fue a por el balón y a por el partido. No se amilanó ante la dureza del Espanyol, un rival más experimentado, que va al choque y en ataque lo fía todo al juego directo. No sufrieron las blanquiazules ante el bombardeo ‘perico’ e impusieron su ley, la de la pelota.   

Manu Sánchez, técnico coruñés, apostó por su clásico 1-4-4-2 en rombo, con dos sorpresas en el once inicial: Nuria de lateral izquierda y Gaby en la mediapunta. Empezaron en el banquillo Misa –Sullastres le ganó la partida bajo palos– Pecas y Athenea, tres de las cinco nuevas incorporaciones.

Enfrente, un clásico en horas bajas, que de salida presentó a cuatro de los seis fichajes: Soldevila, Cruz, Débora y Yiyi. El conjunto de Salvador Jaspe también forma en 1-4-4-2, pero con un planteamiento más previsible: balones para Eli del Estal, hermana gemela de la exdeportivista Sara, una ‘9’ de físico impresionante y con buenos fundamentos.

En un comienzo de partido intenso y trabado se notaron los nervios del debutante. Cris, sin salida ante la presión alta del Espanyol, cedió atrás para Sullastres, que salvó con una barrida ‘in extremis’ la llegada de Yiyi. No tardó en soltarse el Depor. La capitana Teresa necesitó solo unos minutos para arrancar los primeros aplausos de la grada con un caño.  

Avisaron las blanquiazules con una doble ocasión: internada de Peke y centrochut que despejó la portera Mimi y, a la segunda, cabezazo blando de Gaby tras un centro de Cris. No inquietó el Espanyol y se creció el Depor, convencido y empujado por la atmosfera de Abegondo. Levantó a la grada Michelle con una cabalgada que resolvió sin éxito, pero que acabó en córner.

Gol fantasma

En un saque de esquina –no podía ser de otra forma– llegó el estreno goleador en Primera. Funcionó la pizarra de Sánchez, acumulando muchas jugadoras en el primer palo, botó Teresa y peinó Villegas. Mimi rescató la pelota bajo palos, y las blanquiazules reclamaron gol. En la segunda jugada, Alba remató en acrobacia y Mimi la volvió a sacar. Las imágenes de televisión no permiten apreciar si el balón traspasa la línea o no, pero la asistente levantó su banderín. Gol fantasma, gol al fin y al cabo, el primero de la historia blanquiazul en Primera Iberdrola. Explotó la afición, la ocasión lo merecía.

El 1-0 confirmó las buenas sensaciones. Se acrecentó la impresión de dominio local y Peke volvió a tener el gol con otra acción vertical. La pequeña y escurridiza delantera vasca, que un año más rechazó una oferta del Athletic para quedarse en el Depor, tampoco acertó a la segunda ocasión.

Tras el descanso, mismo paisaje, pero de diferente color. Con el carrusel de cambios descubrió Abegondo a su nueva figura: Athenea del Castillo. Protagonista del culebrón del verano en el mercado, su fichaje se complicó ante las negativas del Racing. Internacional en categorías inferiores, es una futbolista diferencial: rápida, habilidosa y vertical. En su primera intervención caracoleó sobre su par, la tumbó, entró en el área y finalizó con un disparo mordido.

Otra suplente, la espanyolista Paula, firmó el empate con un remate en el área tras un centro de Ayaka, que también empezó en el banco. La reacción blanquiazul no se hizo esperar y, dos minuto después, Peke –a la tercera fue la vencida– devolvió la ventaja local con un zurdazo desde fuera del área que Mimi se tragó por arriba.

Volvió a aparecer la imparable Athenea para sentenciar. Pisó área con dos regates y un caño antes de ser derribada. El penalti lo transformó Alba para el 3-1. No hizo falta más en un debut inmejorable y que levanta las expectativas. “Esto es el Depor”, avisa Sánchez. “Barça, Madrid, ya estamos aquí”, que diría Lendoiro.


Deportivo Abanca: Sullastres; Cris, Laura Vázquez, Villegas, Nuria (Pecas, min.57); Iris; Alba Merino (Alba Suárez, min.77), Gaby, Teresa; Peke (Kika, min.86), Michelle (Athenea, min.62). 

Espanyol: Mimi; Dulce (Julve, min.67), Inés Soldevila (Brenda, min.74), Paola (Leti, min.67), Daniela; Débora, Kath, Letti, Bali (Ayaka, min.55); Eli, Yiyi.

Goles: 1-0, min.26: Alba Merino. 1-1, min.63: Paula. 2-1, min.65: Peke. 3-1, min.71: Alba Merino, de penalti.

Árbitra: González Sánchez (Castilla y León). Mostró tarjeta amarilla a Nuria, del Deportivo; y a Yiyi, del Espanyol.

Campo: Abegondo. 1.100 espectadores.

Comentarios