domingo 22.09.2019

El filial es el rival a batir

El objetivo del Deportivo es devolver al filial a Segunda División B y para eso ha montado un equipo de un nivel muy alto para Tercera con grandes renovaciones y fichajes que suben el rendimiento
El Fabril consiguió ganar la Copa Diputación tras imponerse al Bergantiños en la final  |  raúl lópez
El Fabril consiguió ganar la Copa Diputación tras imponerse al Bergantiños en la final | raúl lópez

Es el principal favorito para conseguir el título del grupo 1 de Tercera División. Por presupuesto, por posición al ser el filial de un equipo de Segunda División y, sobre todo, por futbolistas. El Fabril 2018/19 bien podría competir en Segunda División B, pero lo hará una categoría más abajo. Con Luisito Míguez al frente, el Depor B es el gran rival a batir.

Tiene buenos futbolistas en todas las líneas y así lo ha demostrado a lo largo de la pretemporada. Con varios jugadores entrenando con el primer equipo, el filial trabajó paralelamente y, sin contar con todos los futbolistas que estarán en la liga, consiguió ganar la Copa Diputación a otro candidato a todo en Tercera: el Bergantiños.

Además, el Fabril, que solo en Abegondo el amistoso inicial ante el primer equipo, no ha pisado su campo para disputar más encuentros y, en cambio, ha demostrado que se adapta bien a todas las superficies. El ejemplo final, en As Eiroas ante el Bergan.

Buenos futbolistas en todas las líneas para ser el equipo más temido del grupo 1 de Tercera pese a la juventud existente. En la portería se ‘pelearán’ por un puesto en el once inicial dos guardametas de Segunda B: Álex Cobo, uno de los ‘veteranos’ del vestuario y Viorel Boian, un guardameta moldavo que llegó este verano a Coruña procedente del Barakaldo, equipo en el que destacó el pasado curso. Si alguno de los dos no pudiese jugar, entraría en acción Alberto, que destacó en los encuentros disputados con el filial. 

En la parcela defensiva tampoco tendrá ningún tipo de problema Luisito para elegir a los cuatro que desee cada fin de semana. En teoría, el más destacado es Mujaid Sadick, el fabrilista que más minutos ha disputado con el primer equipo de Anquela este verano. No sería de extrañar que en caso de bajas en el Depor, Mujaid diese el salto. Además de él, sigue Valín, que jugó prácticamente toda la segunda vuelta del pasado curso cuando todavía era juvenil. Del Juvenil A también ha dado el salto el lateral izquierdo Iñigo. Iago Parga (central) y Víctor Eimil (lateral) llegan del Laracha tras ofrecer un nivel alto el pasado curso. Los fichajes son Tomi Bourdal (central procedente del Móstoles) y Martí Vila, que llega del filial del Reus aunque llegó a debutar con el primer equipo en Segunda División.

En el centro del campo no hay demasiados jugadores para el doble pivote, que parece que estará formado por Kanouté y Gandoy. Además de ellos, en la medular hay futbolistas como Diego Villares, Iago Novo o David Sánchez, aunque todos ellos juegan en posiciones más avanzadas normalmente. 
Por último, para la parcela más ofensiva, el Fabril cuenta con piezas tan importantes como Pedro Martelo, que jugó cedido en el filial del Braga la pasada campaña, Mario Losada, que llega del Alcorcón B o Javi Sánchez, que destacó en el Rápido y que normalmente juega de extremo. Manu Mosquera fue el máximo goleador de la pretemporada y Jawed (ex del CFI Alicante) fue titular en la final de la Copa Diputación.

‘Caso Eugenio’
Uno de los futbolistas que todavía no tiene ficha por problemas con la licencia (necesita contrato de trabajo) es el extremo ucraniano Yevhen Pidlepenets.

Comentarios