martes 15.10.2019

El Silva se queda solo

El equipo coruñés asaltó el siempre complicado campo de Santa Mariña y es el único invicto de la categoría después de siete jornadas, aunque está lejos de su mejor inicio en Tercera
Los jugadores del Silva celebran un tanto en una imagen de archivo	| pedro puig
Los jugadores del Silva celebran un tanto en una imagen de archivo | pedro puig

A la chita callando, el Silva es el único invicto de Tercera División. La victoria del pasado domingo en Redondela ante el Choco (0-2) le ha dejado solo, aunque todavía lejos de la cabeza y de su mejor inicio en la categoría, hace dos años. Las estadísticas, a veces anecdóticas, reflejan el buen momento del equipo coruñés.

En la sexta temporada consecutiva de Tercera, el conjunto que dirige Javier Bardanca ocupa la séptima posición con once puntos después de sumar dos victorias y cinco empates en siete jornadas. En la campaña 2017/18 era líder con 18 puntos tras encadenar seis victorias después de encajar una sola derrota en la primera fecha contra el Compostela.

El pasado curso, por contra, arrancó con solo un triunfo y seis derrotas en las siete primeras jornadas y era colista de la categoría con tres puntos.

En sus tres primeras temporadas en Tercera mantuvo un tono bastante regular. En la 2014/15 era 12º con diez puntos (tres victorias, un empate y tres derrotas), en la 2015/16 era 14º con ocho puntos (dos victorias, dos empates y tres derrotas) y en la 2016/17 era 12º con nueve puntos (dos victorias, tres empates y dos derrotas).

En términos goleadores, el conjunto coruñés repite su mejor cifra de tantos encajados (7), la misma que hace dos campañas, cuando era el primero en la tabla. En los guarismos anotadores suma 10 tantos, seis menos que en la campaña 2017/18 y dos menos que en la 2015/16.

Una línea constante
El Silva es un equipo sin secretos, que mantiene una línea constante en su juego desde que compite en Tercera. El principal cambio en el sistema de Javier Bardanca se produjo con la llegada del central Fiuza, que llegó el último invierno.

Desde entonces, es habitual una línea de cinco hombres atrás que le aporta solidez al equipo en la fase defensiva y que le da profundidad por las bandas en la fase ofensiva.

La incidencia del estilo y el sistema de juego en los resultados es claro. Se trata de un equipo difícil de batir y al que es muy complicado hacerle gol. La próxima jornada, test de gran importancia. Será el sábado en A Grela (12.15  horas) ante el líder, el Ourense CF, que solo ha perdido un partido.

Los otros tres equipos que suman una sola derrota son SD Compostela, segundo con los mismos puntos que el Ourense, Choco, tercero, y Arenteiro.

Comentarios