jueves 13/8/20

El Puebla es de Preferente

El equipo que entrena Anxo Casalderrey consiguió dar la vuelta a la eliminatoria ante el Carral, que había ganado por 2-3 en la ida, gracias a los goles de Changui e Ibrahima y a no encajar.

Los jugadores del Puebla estallaron de alegría sobre el campo de O Castro tras el pitido final  | patricia g. fraga
Los jugadores del Puebla estallaron de alegría sobre el campo de O Castro tras el pitido final | patricia g. fraga

Tres años después, el Puebla ha conseguido un nuevo ascenso a Preferente Autonómica. Lo ha hecho a costa del Carral, que encaraba el partido de vuelta disputado ayer en O Castro con una jugosa ventaja (2-3) de la ida que se volvió insuficiente. Changui y Ibrahima metieron los dos goles del equipo de A Pobra con los que le dieron la vuelta a la eliminatoria y con los que amarraron el ascenso a Preferente.
Con el 2-3 en contra (de 2-0 a 2-3 en pocos minutos), al Puebla no le quedaba otra que salir al ataque para tratar de revertir una situación que se había vuelto complicada. Por su parte, el Carral lo tenía con mejor pinta. Al equipo de Jairo Bello le servía cualquier empate y dos derrotas (el 0-1 y el 1-2) para firmar el ascenso a Preferente. El escenario acompañaba a los blancos ya que el campo de O Castro registró la mejor entrada de la temporada. Aunque es difícil de calcular, los que se dieron cita en O Castro afirman que la afluencia de ayer rondaba los 1.000 aficionados. El partido estaba cargado de ingredientes y un delantero mítico del fútbol gallego se encargó de añadir picante muy pronto.

El gol de Changui
No se habían cumplido ni diez minutos de partido cuando Changui, exdelantero de Deportivo y Compostela, entre otros, puso por delante al Puebla. El ‘killer’ boirense, que cumplió 41 años el pasado mes de abril y que a principios de la temporada pasada vivió uno de los episodios más duros de su carrera deportiva y de su vida personal –estuvo en coma unas horas como consecuencia de un proceso vírico– cuando era futbolista del Ribadumia, volvió a dar alegrías a un equipo con el Puebla. Metió el 0-1 en el minuto 9.
Casi sin quererlo y en un abrir y cerrar de ojos, la eliminatoria había cambiado totalmente. El Puebla ya no tenía tantas urgencias porque sabía que tenía 80 minutos por delante para hacer un gol y darle la vuelta a todo y el Carral tenía que pensar bien si plantearse un partido al ataque para empatar el partido y obligar al Puebla a meter dos más o si no arriesgar tratando de mantener el 0-1 con el que conseguiría el ascenso a Preferente.
Lo cierto es que el Puebla, con un sistema novedoso con muchos centrocampistas que formaron un rombo en la medular, consiguió tener el balón ante un Carral que, finalmente, optó por el fútbol directo sobre los delanteros. En este tipo de acciones, el papel de Diego filloy cobró mucha importancia, pero el Puebla tenía un plan de defensa.
Probablemente, ambos entrenadores, a la media hora, firmarían el 0-1 al descanso: el del Carral por si tenía que reajustar el planteamiento y el del Puebla para mantener la victoria y las aspiraciones de remontada intactas.

El segundo tiempo
Si a un equipo le resultó productivo el parón fue al Puebla. O perjudicial al Carral. La realidad es que el conjunto de A Pobra do Caramiñal marcó el 0-2 a los dos minutos de la segunda mitad. Lo metió Ibrahima.
Con casi 45 minutos por delante y con un vuelco en la eliminatoria, el Carral dio un paso al frente cargando muchos balones sobre la línea defensiva rival, Pudo marcar y volver a soñar con el ascenso, pero se quedó sin el premio del gol y el Puebla estalló de alegría sobre O Castro.