miércoles 13.11.2019

Cris: “Al terminar el partido a más de una casi se nos cae una lágrima”

La lateral derecha del Deportivo Abanca es una de las cuatro jugadoras
que siguen en la plantilla actual desde que nació el equipo en 2016
 
La futbolista blanquiazul encara a la rayista Sheila en el último partido de Primera Iberdrola disputado en Abegondo | quintana
La futbolista blanquiazul encara a la rayista Sheila en el último partido de Primera Iberdrola disputado en Abegondo | quintana

Cristina Martínez Gutiérrez (26 de junio de 1993; Astorga, León) vive un sueño inimaginable hace solo cuatro años. Entonces jugaba al fútbol por diversión en el equipo de su ciudad, el Santa Ana, hasta que recibió la inesperada llamada del Deportivo. Hoy es una de las fijas en el once inicial blanquiazul y una de las tres jugadoras que ha disputado todos los minutos en la espectacular temporada de debut del equipo coruñés en Primera Iberdrola.

Crispi, como le llaman en el vestuario, disfruta del momento y repite varias veces durante la entrevista la palabra ilusión. El sábado, en el triunfo contra el Rayo, reconoce que terminó el partido emocionada por el apoyo masivo de la afición. En la grada estaban sus padres y sus hermanos, como siempre. A veces también vienen a verla desde Astorga sus amigos o los padres de Hugo (su pareja). Exporta deportivismo.

Cuatro victorias y un empate, ¿esperabas un debut tan brillante en Primera?
Evidentemente nadie se esperaba este inicio tan positivo, pero los resultados son fruto del trabajo duro que llevamos haciendo desde hace mucho tiempo y de la ilusión y las ganas que le ponemos en cada partido.

¿Os costó abrir la lata contra el Rayo?
Sabíamos que iba a ser un partido duro ante un rival muy fuerte defensivamente y por el sistema que utiliza. En la primera parte salimos bien, pero luego tuvimos unos minutos en los que no pudimos crear muchas ocasiones y estuvo más igualado. En la segunda conseguimos hacer nuestro juego, generamos más llegadas y fuimos superiores. Creo que merecimos ganar.

Otro gol en los primeros minutos de la segunda parte, ¿hablasteis algo en el vestuario durante el descanso? 
Siempre comentamos entre nosotras en lo que podemos mejorar y Manu nos recordó lo que habíamos trabajado durante la semana para hacerles daño y funcionó. Salimos muy enchufadas en los primeros minutos de cada partido, tanto en la primera mitad como en la segunda. Ya en Sevilla contra el Betis marcamos en el minuto 2 y el sábado también hicimos gol pronto en la segunda mitad.

Es habitual verte en posiciones de ataque y el 1-0 de Peke llegó en un centro tuyo desde la derecha.
Mis compañeras me dan muchísimas facilidades cubriéndome las espaldas y Manu me da esa libertad para subir. Es verdad que en la primera parte no circuló tan rápido el balón de un lado al otro y no fui tan partícipe en el juego ofensivo, pero siempre intento llegar arriba para ayudar al equipo.

El compromiso, el esfuerzo, la unión y la confianza se reflejan sobre el campo

Los últimos veinte minutos fueron de dominio total y llegaron dos goles más, ¿cómo explicas esa superioridad?
En los partidos de pretemporada ya tuvimos un toque de atención y sabíamos que no iba a ser lo mismo que el año pasado. Como ya he dicho, trabajamos duro, muy duro. Además intentamos que el rival corra, corra y corra detrás del balón. Cuando tenemos la posesión es mucho más fácil que se canse antes.

Dos partidos seguidos con la portería a cero, ¿cúal es el secreto del buen rendimiento defensivo?
El compromiso del equipo. Nos apoyamos entre todas y eso se nota. Corremos por nosotras y por las compañeras. Ese esfuerzo, la unión y la confianza se reflejan en el campo.

¿Cómo sienta ver al Depor en la parte alta de la tabla?
Evidentemente nos pilla de sorpresa y lo disfrutamos, pero el objetivo sigue siendo la permanencia. Vamos a intentar ganar cada fin de semana y hacer todos los puntos posibles para conseguirla cuanto antes, pero esto es muy largo y todavía queda mucho.

Invictas desde el 25 de marzo del 2018, ¿hasta cuándo?
Somos conscientes de que algún día nos tocará perder, pero ojalá siga esta racha mucho más tiempo y cuando llegue la derrota espero que la afrontemos bien para volver a ganar el fin de semana siguiente.

¿Te ha sorprendido el apoyo masivo de la afición desde que empezó la temporada?
Ver la grada llena y escuchar los ánimos en cada jugada es muy bonito. Me quedo con un detalle del sábado. Al terminar el partido, el público se puso a cantar “Depor, Depor, Depor”... y a más de una jugadora casi se nos cae una lágrima. Fue un momento precioso.

El sábado no cabía ni un alfiler y unos cuantos aficionados tuvieron que cruzar el campo para ver el partido.
No entendía muy bien porque pasaba gente por detrás de la portería hasta que los vi apoyados en el otro lateral del campo. Ojalá que siga viniendo tanta gente o más a cada partido.

Vengo de un club muy humilde y poder vivir esto es increíble para mí

Mucha más gente ya no cabe en Abegondo, ¿para cuándo un partido en Riazor?
Nuestra casa es Abegondo y nos sentimos muy cómodas allí, pero somos conscientes de que algún día nos tocará jugar en Riazor y estaremos encantadas. Será cuando lo decida el club y bien hecho estará. No será un problema para nosotras porque estamos acostumbradas a jugar en un campo grande.

Eres una de las cuatro futbolistas que siguen en la plantilla actual desde que nació el equipo en 2016, ¿cómo ha sido tu camino hasta aquí?
Vengo de un club muy humilde y el cambio fue enorme para mí. Pasé de jugar en Regional a hacerlo en Segunda División y con la exigencia de lograr el ascenso. El club siempre nos ha dado todas las facilidades y hemos trabajado duro para estar donde estamos. Poder vivir esto es increíble.

Antes de fichar por el Depor jugabas como mediapunta o delantera, ¿te costó la adaptación al lateral?
En León ya jugaba de extremo y conocía la banda, pero nunca había jugado en defensa. Manu y Aitor (Prieto, segundo entrenador) me metieron en la cabeza desde la primera semana que yo era lateral y, al final, le he ido cogiendo cariño a la posición.

Eres una de las dos jugadoras de la plantilla que compaginas tu profesión con el fútbol, ¿cómo lo llevas?
El año pasado, peor, porque trabajaba a jornada completa y tenía que ir corriendo de un sitio a otro. Ahora estoy a media jornada y lo llevo mejor, pero nunca he pensado en dejar el trabajo porque es mi futuro, por todo lo que me aporta y por las facilidades que tengo para compaginarlo con el fútbol.

¿Qué tal se vive en A Coruña?
Es una ciudad que me gusta mucho y estoy muy cómoda. Al principio me decían que en Galicia llovía mucho, pero no es para tanto, creo que he tenido suerte (risas).

¿Cuál es tu futuro en el fútbol?
Por ahora ni me lo planteo y cuando sea oportuno ya lo hablaré con el club. En este momento disfruto con mucha ilusión de lo que estamos viviendo y sin pensar en lo que vendrá después.

“Hay varias jugadoras del Deportivo que merecen ir con la selección absoluta”
Cris se ‘moja’ y opina que algunas de sus compañeras tendría sitio en la actual selección española absoluta después de la polémica surgida por la convocatoria para el partido de Riazor.

En el España-Azerbaiyán asistieron 10.000 personas y cerca de 30.000  llenaron las gradas el domingo en el derbi vasco, ¿hasta dónde puede seguir creciendo el fútbol femenino?

Es el momento en el que más está creciendo, se nota temporada tras temporada y esto no ha hecho más que empezar. Ojalá se sigan llenando estadios y deje de ser noticia.

Hablando de la absoluta, ¿crees que alguna futbolista del Depor se merecía la convocatoria?

No me voy a meter en el trabajo del seleccionador, pero yo sí considero que hay varias jugadoras del Depor que merecen ir con la absoluta. Y no porque el partido fuese en Riazor, si no por su buen momento y el del equipo. Si algún día van será un premio, no solo para ellas, si no para todo el grupo.

Comentarios